Si quieres estar a la última, suscríbete

viernes, 1 de julio de 2011

"Invisible" de Paul Auster

No sé quién me recomendó esta novela, ni siquiera si lo hicieron. No sé si leí la crítica en algún sitio que me incentivara a leerlo, pero el caso es que hacía tiempo que no tenía tantas expectativas puestas en una novela. Últimamente ando algo disperso en esto de la lectura y las novelas se me suelen dilatar más de lo que quisiera amenazando con perder el hilo de la historia, pero debo de reconocer que con esta conecté desde el principio, algo que no me pasaba desde “El niño con el pijama de rayas”.

Pero también debo de reconocer que es una obra rara. Las críticas prelectura la adelantaban como una obra maestra, como un culto de obligada lectura, pero tras terminar de leer la novela uno se queda con el regusto amargo de la decepción: no sabes si porque se hace corta, porque es insuficiente, o porque simplemente no llega a superar las expectativas que inconscientemente tu mente se había prefijado sesgada por recomendaciones previas. Algo similar como me ocurrió con “La Carretera” de Cormac McCarthy o con algunas películas catalogadas de obras mágicas que tras su inmediata conclusión dejan un gusto agridulce.


E “Invisible” deja ese poso inmediato de desazón, de intriga a contraluz, de luz tenue que con el paso de los días va cogiendo tonalidad hasta terminar oteando un arcoíris al otro lado de la colina. Sin prisa pero sin pausa los posibles finales que le puedes dar van confluyendo en uno único y terminas por comprender que lo que amenazaba con ser simplemente una buena novela se convierte en una gran historia. Con sus personajes, con sus relaciones anónimas y atemporales, con el sexo como bandera, con la intriga, las traiciones y la muerte inminente que hace contar la historia, su historia, al protagonista de la misma.


No voy a comentar más de la novela, no quiero que por mi culpa te forjes ideas preconcebidas. Si te gusta la lectura te recomiendo esta novela, corta, de fácil lectura que para bien o para mal no deja indiferente a nadie


3 comentarios:

  1. Recomiendo dos clásicos que seguro habrás leido: La Mécánica del Corazón de Mathias Malzieu, se lee en una tarde y otro de obligada lectura, Los Renglones Torcidos de Dios de Torcuato Luca de Tena, este me enganchó a la lectura hace años. Haré caso a tu recomendación. Me encanta tu blog. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. La Mecánica del Corazón me la apunto, no la había escuchado nunca. Y Los Renglones Torcidos de Dios me sorprendio, casi tanto como su escritor y su particular historia política. Muchas gracias por las recomendaciones
    Por cierto, has visto la película Shutter Island?

    ResponderEliminar
  3. Si, además la recuerdo porque la ví no hace mucho y me impactó. Tengo una memoria pésima para las películas pero esta si que la recuerdo porque además me recordó al libro este.
    Te seguiré leyendo. Gracias.

    ResponderEliminar