Si quieres estar a la última, suscríbete

lunes, 29 de noviembre de 2010

Media Marathon Córdoba

(28 Noviembre ´10)


Eso de que al séptimo día descansó no estaba previsto en la planilla de esta semana. Hoy tocaba desafío contra uno mismo en la cuarta Media Marathon que disputo tras Granada, Baeza-Úbeda y Murcia. 21097 metros para sufrirlos, sudarlos, odiarlos pero al mismo tiempo quererlos y disfrutarlos.

El reloj amenaza con pasar la página de este domingo y comenzar una nueva semana. Escribo desde la cama, tumbado, cansado y con las piernas doloridas pero sin lugar a duda el esfuerzo ha merecido la pena. Siempre es la misma historia, crees desfallecer en el último tramo de la prueba y te dices a ti mismo que es la última media maratón que corres, pero cada vez que encaras el último kilómetro, cada vez que entras al estadio, cada vez que escuchas un aplauso al infinito a modo de recompensa al sudor vertido, cada vez que superas a tu propia mente y cruzas la línea de meta es tal la adrenalina que se impone al ácido láctico que anestesia los músculos en noches como esta y miras el calendario en busca de nuevos retos, los más inminentes y novedosos serán la San Antón de Jaén (Enero) y el 101 de Ronda (Mayo).

Un sol radiante que ha dado tregua a las intensas lluvias de los días previos. Una cita en la que debutó una pareja de baile (Juanito) que pulverizó los registros con un ritmo frenético de 1h38min, una lesión a última hora de Agustín que le ha condenado al dique seco, unas aficionadas que al grito de Fecaaaa destilaban su noche de fiesta cordobesa, a Miriam y su gentil piso-hotel y unos padres que como siempre están en el momento justo siendo uno de los motivos para que zancada a zancada recorrer los 21kilómetros de la prueba.

1horas 45 minutos 35 segundos (tiempo real 01:44:35 teniendo en cuenta el momento en el que pisé la línea de salida), un promedio de 5:01 minutos el kilómetro, mejor marca personal pulverizando los 1h52min20seg que marqué en mi debut hace ya unos años en Granada; puesto 1660 de 2940. Cifras que poco dicen ya que el mérito está en el encarar un reto sin apenas preparación por la apretada agenda de guardias, actividades deportivas (dígase tenis o fútbol sala), eventos lúdico-festivos. El cruzar la meta, el no desfallecer cuando crees no poder seguir, cuando los pies empiezan a levantarse, cuando eres adelantado por un prodigio de la naturaleza entrado en años y en peso, cuando tu cuerpo te dice para pero tu mente gana la batalla y te hace llegar al fin a la meta.

Una nueva Media Marathon que se une a una lista que poco a poco va conociendo ciudades y que a buen seguro tendrá próximos y aún desconocidos destinos, pero al menos por hoy, no pensaré en ellos ya que es hora de descansar. Buenas noches

Y es que como dice el gran Jesús Quintero, “cómo conoceremos nuestros límites si no tratamos de superarlos

(sprint línea de meta: más rápido que el objetivo de la cámara)


3 comentarios:

  1. "cuando tu cuerpo te dice para pero tu mente gana la batalla y te hace llegar al fin a la meta"

    Eso me suena xD

    ResponderEliminar
  2. Ay Juanito, que al final ni nos vimos!!! jajaja.

    La verdad es que sí, y tuvimos suerte, porque ni llovió ni ná, y eso hizo que la media sea más bonita,... lloviendo se hubiese deslucido bastante...

    Otra cosa que comparto contigo es ese dolor de piernas, y casi imposibilidad de doblar las rodillas, jajaja. En fin, para que luego digan que correr es de cobardes... jejeje.

    ResponderEliminar
  3. "cuando tu cuerpo te dice para pero tu mente gana la batalla y te hace llegar al fin a la meta"

    Inspirador...
    (De acuerdo con JM)
    Besitos!
    J.

    ResponderEliminar