Si quieres estar a la última, suscríbete

viernes, 30 de abril de 2010

Sant Joan D´Alacant: Dejavú



(23-25 Abril ´10)


El fin de semana estaba marcado en rojo en el calendario. Las guardias estaban cuadradas para que la vieja guardia pletoriana motrileña y sus anegados volvieran justo un año después al lugar que marcó el punto y aparte, pero nunca el punto y final. San Joan D´Alacant esperaba de nuevo a los alumnos de AulaMIR que habían sufrido ese duro proceso de selección natural hospitalaria a modo de interminable examen y de agónica espera a modo de elección de plaza.

Parece mentira lo rápido que pasa el tiempo; el año pasado, justo por estas fechas, arrancaba este blog, y una de las primeras entradas las dediqué al viaje de entrega de becas de la Academia donde me preparé el MIR, con una oda a la amistad y pleitesías al quizás único maestro que haya tenido enseñándome medicina entre tanto prestigioso profesor y doctor, que quizás amen su profesión pero nunca llegan a trasmitir ese sentimiento. Ya ha pasado un año, tan sólo un año, pero parece tan lejano y próximo a la vez…

Alicante marcó aún no lo sé seguro, si el comienzo del final, o el final del comienzo; fue la delgada línea roja en la que se ponía el cartel de “esto es todo amigos”, en la que compañeros de facultad se alejaban para seguir un camino que separa pero que se encontrará en un futuro, para el cual cada uno tendrá que seguir sus propios pasos

365 días después las experiencias eran las mismas, sólo que esta vez tocaba ver los toros detrás de la barrera. Ver como ilusionados y brillantes alumnos esperan ansiosos su incorporación al mundo de la sanidad, cómo hablan de su ciudad de destino, como planean quedadas y viajes por la geografía española, como amistades sinceras tendrán que superar la prueba del algodón que es la distancia… mero espectador que por momentos llegó a sentirse parte de una promoción con la que siempre convivió de soslayo pero de la que nunca fue juez y parte, un grupo humano que me sorprendió por la buena gente que son, y de los que estoy seguro que si afrontan la residencia, tal y como son, vivirán los mejores años de sus vidas.

Todo ello, con el mejor maestro de ceremonias, un Fernando de Teresa que sigue al pie de la letra aquello del principio de conservación de la energía, ya que ni se crea ni se destruye, siempre se transforma, cual mago que guardia siempre un as bajo la manga, en esta ocasión con la presentación de AulaMIR: el Musical, que tendrá lugar el 23 de Octubre en Granada. Una de esas personas en mayúsculas incapaz de dejar a nadie indiferente.

Dicen en esos programas de corta y pega televisivos que las experiencias se magnifican, que un mes en una casa puede equivaler a un año. Pues bien, no ha hecho falta internamiento ni escalar al mundo de la farándula para deciros que aquí tenéis a un amigo que os desea lo mejor y con el que podéis contar para lo que necesitéis. Nos vemos en el camino, a fin de cuentas todo se resume en eso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario