Si quieres estar a la última, suscríbete

lunes, 25 de octubre de 2010

Se cierra el telón

(23 Octubre ´10)
Si la vida es la persecución de un sueño, esta noche todos nosotros hemos compartido nuestros caminos soñando juntos, con la culminación de este mundo onírico que se ha hecho realidad gracias a AulaMIR: el musical.

Con precisión de reloj suizo el telón blandía su retirada y dejaba iluminar un escenario que iba a brillar con luz propia por lo que sobre él se iba a llevar a cabo. La guitarra entonaba sus primeros compases acompasados mientras la orquesta rompía el silencioso ruido en el que los artistas se encontraban/encontrábamos sumidos. Y Guille, con su portentosa y experimentada voz se encargó de derribar el pavor irracional que suponía este gran reto. Fue escuchar el de niño siempre fui y sentir que todo el esfuerzo, todos los bocetos y horas de ensayo iban a encontrar en esta noche mágica su recompensa.

Desde el primer momento el público que se encargó de abarrotar la Sala García Lorca (todo un reto para este experimento sin precedentes), consiguió sentirse parte de una obra que sorprendió a propios y extraños y que no dejó a nadie indiferente.

Dos horas y media largas de canciones y más canciones. De letras capaces de regenerarse ellas mismas, de bailes y coreografías, de cambios frenéticos de vestuario, de pases de micros a velocidad crucero. De miedos e inseguridades entre bastidores que quedaron esfumados sobre unas tablas en las que compartimos este sueño a modo de musical.

Y es que este pequeño regalo que nos hemos dado es de todos. De cada uno de los que subimos al altar que supuso el escenario, de los que cantaron, bailaron, decoraron, tocaron. De los profesionales que con su paciencia y profesionalidad hicieron que nuestra inexperiencia sonara tan bien gracias al cambio de micros, a la eterna supervisión de nuestro trabajo. Este pequeño gran éxito también es de ellos, técnicos de luces y sonido, equipo gráfico que exportó desde Pontevedra la imagen del musical. De todos aquellos que aportaron ideas y sugerencias a lo largo de la travesía de este crucero llamado AulaMIR: el musical que esta noche ha llegado felizmente a buen puerto. Y cómo no, esta actuación también es parte de todo el público que ha abarrotado el Palacio de Congresos, que con su implicación, con sus palmas y sus risas nos han hecho quitarnos unos nervios que amenazaban con tetanizarnos.

Y gracias también en primera persona a mis amigos de Úbeda (con las bifurcaciones existentes entre ciudades colaterales) que han hecho kilómetros y horas de coche para acompañarme. A los alumnos de la Academia de Málaga que cedieron en su obligación de estudio para acudir a Granada; a mis compañeros y amigos de trabajo en Málaga que me arroparon en este nuevo reto; a las personas que no pudieron ir pero que con llamadas y mensajes me desearon suerte, a Fernando de Teresa por volver a confiar en mí, y cómo no, a mi familia (siempre a ellos), por volver a estar ahí en el momento justo, por ser juez y parte y por ser como son, un ejemplo a seguir.

Y cómo no, gracias a todos y cada uno de vosotros, compañeros de musical. Yo que no he tenido el privilegio de compartir la mayoría de los ensayos por motivos laborales y de distancia existentes, pero que pese a ello he conocido a lo largo de este sueño que entre todos hemos culminado. Porque cada vez que escuche la Taberna del Buda pensaré en chururús, porque Las Kétchup serán las de que le pasa a Josefina, porque ni Manolo García hubiera explicado así la hemocromatosis, porque caramba, caramba ya los lunes se encararán con una sonrisa, porque Pimpinela se canta y se baila a ritmo de hip-hop,porque, porque cada vez que pongan en un pub el Bad Romance os buscaré en el recuerdo de esta gran noche y volveré a intentar bailar la coreografía que jamás conseguí memorizar a vuestro lado. Para cada uno de vosotros, estas palabras van por ustedes. Sois grandes, médicos, actores y sobre todo, grandes personas.














Ha sido un placer inmenso. El espectáculo debe continuar…

(por orden de reparto según el libreto)

ALFONSO LLUNA: el artista en mayúsculas entre tanto artista. Todo lo hace bien
ERIKA LÓPEZ MORENO: la divinidad. Como su puesto en el MIR. Una grande entre las grandes
ANTONIO JUNCO: sin duda, la voz masculina más bonita de todo el musical, y que decir de su interpretación al piano
BELÉN SÁNCHEZ MARTÍN-MORENO: quién podrá olvidar a Anabel. Pocas personas disfrutaron la experiencia como ella

JUANMA RODRÍGUEZ MARTÍNEZ: todo un ejemplo sobre las tablas. Siempre dándolo todo
JUAN CARLOS QUINTERO: showman pero ante todo profesional. El alma del musical
GUILLERMO ESTRADA: su de niño siempre fui… abrió el camino. Un titán
ROBERTO ANAYA: un crack en todas las facetas de la vida. El baile guía sus pasos

DAVINIA COBO: la voz femenina por antonomasia
PAQUI CARTAS: la potencia del musical. Un portento de voz

ROCÍO FRANCO: el techo de los artistas, de oro como su pelo
JORGE MARTÍNEZ: la guitarra y la voz como malo de la película

ANA ZAVALA: una actriz con su punto y su contrapunto. La imagen de Canal Sur
MARINA MEDINA: el arte por bulerías

JESSICA RAMÍREZ: el ritmo del musical lleva su sello

CARMEN ANASAGASTI: la sensualidad tras un biombo

ALBA: como Pedro por su casa sobre un escenario. Un buen ejemplo para aprender

LOURDES PÉREZ: la sonrisa del musical

MIGUEL LOVA: feliz en tierras asturianas. Se merecía su momento de gloria

SANDRA DOMÍNGUEZ: desde Asturias con amor

JAIME PADILLA: el cuerpo y la pizarra

PEDRO ALARCÓN: profesional intachable. Siempre dispuesto a todo

ROSA JÓDAR: le tocó bailar con la más fea y en ocasiones tuvo que hacer de Poli mala. Imprescindible para que todo haya salido tan bien. Gran parte del éxito es suyo

CARLOS DE TERESA: parece que el apellido implica una carga genética de artista. Crecido en el escenario, camaleónico en sus intervenciones. El humor
LINA: De Teresa en ciernes. De tal palo tal astilla

FERNANDO DE TERESA MANSILLA: al cajón y entre bambalinas siempre pendiente. Un dignísimo complemento

CARLOS DE TERESA Y BLANCA FERNÁNDEZ ALONSO: el futuro

LUIS RODRÍGUEZ: poniendo orden como un buen Policía. La mano derecha de Fernando
JOSÉ LUIS SERRANO: profesional intachable. Enfundado con el atuendo de Policía desde comienzos de la tarde

JUAN NAVEA: el multiusos de la obra. Para que todo funcione correctamente hacen falta personas como él, siempre a disposición del equipo

AURORA LÓPEZ: nunca una camarera tuvo esa mirada felina

FERNANDO DE TERESA: que decir para resumir a esta mente inquieta siempre en busca de retos. El padre de la criatura y el maestro de todos nosotros. Sin él nada de esto hubiera sido posible. Nadie más que tú merece el éxito, TU éxito. Un placer compartir parte de este sueño y tremendamente agradecido





10 comentarios:

  1. Es un placer...Fernando akí..en buenas manos..jejej. Ya en serio,me alegro que t hayas arriesgado a participar en una aventura que no sabíamos si iba a llevar a buen puerto.. Por mi parte, ha sido una de las mejores experiencias de mi vida y me llevo mil recuerdos, mil anécdotas(el nivel de personajismo en el grupo ha sido increible,creo que va a ser muy difícil poder superarlo) miles de sentimientos...mil amigos(bueno, lo dejamos en 15 jeje)Enhorabuena compañeros y muchas gracias por hacer que mis primeros y supongo que mis últimos pinitos en el escenario hayan sido más fáciles así como mi vida este año un poco más completa y feliz. Os kiero un huevo a todos ; ))

    ResponderEliminar
  2. Dios no me hagais esto, que panzá de llorar, Juan que arte pa escribir tienes, para mi seria imposible. Que sepais que para mi también cuando suene cualquier canción recordaé aquel 23 de octubre de 2011 con todos vosotros. La vida transcurre poco a poco y parece que siempre haces lo mismo, pero ya hemos conseguido superar una carrera de obstaculos enorme, dicen que hay momentos que marcan y sin duda en mi vida este habrá sido uno de ellos. Un beso enorme. Esto no es una despedida porque estoy seguro que alguna aventura más viviremos.

    ResponderEliminar
  3. Excepcional entrada como usted, señor Toral. Ha sido un placer compartir todos estos momentos con mis compañeros (y ahora amigos). Sólo espero que AULAMIR: el musical no quede sólo aquí. Espero que estos buenos momentos nos acompañen en nuestra vida, y que lo que una un musical no lo separe nadie.

    ResponderEliminar
  4. sandra dominguez rodriguez25 de octubre de 2010, 23:57

    Magníficas palabras, don Toral. Estoy de acuerdo completamente de acuerdo con todas vuestras palabras. Este espectáculo ha sido magnífico y todo quedó perfecto...Sois unos auténticos artistas, sí señor!!Aunque mi papel haya sido muy pequeñito, he disfrutado muchísimo a vuestro lado y he aprendido mucho d vosotros.Sois geniales chicos!!!Yo tb espero sinceramente que esto no acabe aquí y ojalá que, quién sabe, se repita este musical en otras partes del mundo...Sin duda, Fernando de Teresa, eres realmente IMPRESIONANTE!!ENHORABUENA A TODOS POR ESTE GRAN MUSICAL!!!!Inolvidable.....

    ResponderEliminar
  5. ¡Enhorabuena a todos! Desde las butacas disfrutamos, bailamos y reímos como niños. ¡Sois unos artistas! Para los que aún estamos en el camino hacia el MIR, fuisteis un estímulo tremendo de ilusión, de ganas, y de buen humor. ¡Felicidades!:)

    ResponderEliminar
  6. Toral, eres espectacular!!! Lo mejor de todo es que, para siempre, todos los que hemos formado parte de esta locura estamos unidos por una experiencia tan increíble.... y, para mí, el que mis hijos crezcan con vuestro ejemplo es el mejor de los regalos.
    Cada uno en su papel ha sido vital para este éxito.
    No cambiaría esta aventura ni a estos compañeros por nada en el mundo. Creo que tengo demasiada suerte por mirar alrededor y sólo encontrarme con personas de esta talla.
    Os quiero.
    Tito Fernan

    ResponderEliminar
  7. Me he emocionado leyendo esta página!Gracias Juan por hacer que todos sigamos compartiendo este sueño.Estas son las cosas que hacen que la vida merezca la pena.

    He decidido cambiar mi frase del musical cuando Fernando pide un voluntario:
    "sois todos unos cabrones" a "sois todos unos grandes artistas, médicos y buenas personas"
    Os quiero muchísimo a todos

    ResponderEliminar
  8. Madre mia, Juan, no sé ni que escribir, me has dejado sin palabras, y mira que eso es difícil!!Muchas gracias por una entrada preciosa y muchísimas gracias a lo demás, sobre todo ar tito. Yo me llevo una gran experiencia, algo que recordaré siempre y sobre todo increibles amigos, que es lo que me ayuda a cubrir el vacío que siento ahora que todo se ha terminado...
    Os quiero mis niños!!!

    ResponderEliminar
  9. Ajú, vaya pesadez.

    El musical fue una asquerosidad sin precedentes que jamás volveré a repetir, sobre todo porque haber estado tanto tiempo con gente tan insoportable hace tedioso hasta el respirar diario.

    Ojalá os autodestruyáis lo más lejos posible de mi presencia.

    P.D. está escrito en clave inversa, era por variar :-D.
    ¡¡Abrazos a todos y tocadas de culo a todas!!
    ¡perr@s!

    ResponderEliminar
  10. Juaaaaaaaaaaaan, que genial forma de resumir nuestro paso por la vida artistica granadina. Muchas gracias por recoger nuestra historia de una forma tan precisa y cariñosa.
    Yo la verdad es que ciertamente disfruté mucho, pero no hubiera sido posible sin todos mis compis de musical... porque hubo muchos días en los que no ví la luz al final del tunel y me desanimé con el musical y los ensayos... Por suerte, siempre seguí porque nunca deje de creer en este gran EQUIPO que hemos formado capinaneado por el tito Fernan. Os quiero mucho a todos, gracias por todo. Un besico

    Pd.. ¡¡Autopsias gratis para todos!!

    ResponderEliminar