Si quieres estar a la última, suscríbete

domingo, 5 de septiembre de 2010

Caso impactante

En los cortos pero intensos 16 primeros meses en el complicado mundo de la Medicina, uno ya ha visto bastantes cosas: lights, ligeras, duras, descabelladas... e impactantes, muy impactantes como la que ilustra esta entrada, la cual será corta, ya que como dice el refrán una imagen vale más que mil palabras

Paciente que se empeñó en que lo fotografiáramos a su llegada a Observación. Milagrosamente, se encontraba estable, hablaba y lo único que decía es que le dolía algo el hombro (uno de las cuatro puñaladas que había recibido). Efectivamente, lo que se ve en la imagen es un cuchillo, cuyo mango hizo tope con una cadena de huesecillos (la nasal), que amortiguó de manera milagrosa y obró un milagro que vuelve a demostrar que la Medicina es la Ciencia más imprevisible que existe

Podéis imaginaros la escena, dantesca, de cine gore, pero en esta ocasión, la realidad superó a la ficción

4 comentarios:

  1. Yo estaba de guardia de rayos, cuando vi el TAC no me lo creía...

    Almu

    ResponderEliminar
  2. Dios, me sorprende además que el hombre estuviera lo suficientemente entero como para pedir que le hicieran una foto. A mí me habría dado el ataque de pánico del siglo.

    Impresionante caso... Esa placa es para enmarcar O_O

    ResponderEliminar