Si quieres estar a la última, suscríbete

jueves, 12 de julio de 2012

CANSADO DE ESTAR HARTO (2ª parte)


12 Julio ´12


(Esta artículo nace 24 horas después de la conferencia de nuestro presidente ayer, en la que anunciaba sus “medidas” para salir de la crisis y toma el testigo de una entrada anterior. Sigo cansado de estar harto…)


 Al mismo tiempo que la luz de los cascos de los mineros tomaba Madrid en plena noche avanzando en su silenciada lucha coartada por una prensa tan “ocupada” en otros menesteres que tan poca relevancia le ha dado a este movimiento, Rajoy debía intentar pegar ojo (o no quedarse dormido, qué quién sabe).  Madrid y España acompañaba la concentración y tomaba Sol mientras el presidente, con su traje impoluto subía al estrado, como juez supremo y divino, tan por encima del bien y del mal que parece estar, para anunciar  los mayores recortes de la historia de la Democracia. Derechos y más derechos ganados en años de sombrío progreso que en tan sólo unos minutos se fueron al limbo apoyados por esa excusa perfecta que parece justificar todo.

No soy político, pero entiendo que lo que está ocurriendo no es políticamente correcto
No soy economista pero entiendo que estas medidas no son la más brillantes, justas y eficientes (en boca del presidente lo escuché)
No soy juez pero condeno esta atrocidad por lo poco justa y equitativa
No soy visionario pero entiendo que este 2+2 tan “sencillo” no suma 4: que no saldremos de este entuerto bajando sueldos, subiendo impuestos y asfixiando a unos ciudadanos ya de por sí faltos de oxígeno
No soy un líder pero entiendo que el carisma y el liderazgo es una cosa bien distinta
No soy un filósofo-sociólogo pero veo tan claro que este solar que es España ha terminado con la esperanza de un mínimo de dos generaciones…
No soy basurero pero soy capaz de oler la basura corrompida de esa estirpe de políticos vitalicios (los de antes, los de ahora y los que vendrán)
Soy médico y estoy seguro que no hay salud nacional que soporte este maltrato.
Soy español (con mis inseguridades y mis miedos) cansado de estar harto




 Y es que en este país nunca pasa nada. Ruido, sólo ruido

Mucho, mucho ruido,

ruido de ventanas,

nidos de manzanas

que se acaban por pudrir.

Mucho, mucho ruido,

tanto, tanto ruido,

tanto ruido
y al final

por fin el fin.

Tanto ruido y al final…

Vivimos en la sociedad del miedo, en la del eterno suspiro. En la de estar encadenados a nuestras falsas comodidades o a la hipoteca de turno que nos hace ser esclavos del siglo XXI, en la del contrato de eventual que nos impide alzar la voz por miedo a las represalias, al despido, el ser padres de familia sin un pan que llevarle a la boca a los nuestros. El miedo del que tiene algo que puede perder. Pero debemos de dar las gracias a los políticos (insisto, a los de ahora y también a los de antes), porque ellos se están encargando de vaciarnos como sanguijuelas carroñeras, y es en ese momento, cuando no se tiene nada que perder cuando dejamos que nuestra valentía salga a flote y seamos el fuego que incendie tanta mecha y metralla que se está vertiendo desde Congresos y púlpitos. Esto cansado de escuchar estas últimas semanas que hay que ser prudentes, que hay que esperar… ¿esperar a qué? Descabello, cobardía, suicidio colectivo.

Soy médico y no se me llena la boca al decirlo. Para ser exacto, soy Médico Interno Residente de cuarto y último año de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria. Un “privilegiado” social abocado al fracaso inmediato que se consumará en Mayo cuando termine mi periodo formativo y me vea con 29 años, con oficio pero sin beneficio. Eso sí, sin ser funcionario ya que tengo un contrato en formación, bien que me han incluido en el grupo del privilegio, de los A, del advance. Bien que me han recortado el sueldo, bien que me han recortado el número de guardias (poniendo en peligro mi inmediata formación que no se verá muy afectada ya que estoy próximo al final, pero sí la del resto de médic@s que empiezan ahora), al igual que me han recortado el 10% del  salario de cada hora de guardia. Que he pasado de 35 horas semanales a 37,5 horas y que en los próximos días pasaré al mínimo de 40 horas gracias al as de la manga que se guarda el Sistema Andaluz que propondrá que hagamos 42,5 horas/semanales (no olvidando que ganando, y bastante, menos, y más aún en Andalucía que es la Comunidad que menos paga a los médicos). Que tengo un sueldo base de risa (para el cargo y exigencia que desempeño) y que redondeo un suelo a base de complementos a modo de guardias que con tanta ligereza se recortan en tiempos de vacas flacas. Que me he quedado sin paga extra de Navidad pero a cambio me han hecho portador de la bandera simbólica del sacrificio y el apretarse el cinturón, como si fuera uno de los causantes de este circo en los que pasamos de víctimas estigmatadas a verdugos.

Desde mi inocente mirada juvenil me llama la atención las sillas vacías del Congreso de los Diputados en cada “petit comité” en el que se reúnen para mover los hilos de un país sin capitán ni rumbo fijo. Pero sobre todo me llama la atención el ambiente de sainete que allí reina, que parece más una tasca de un bar  o el plató de “Sálvame” en el que a los diputados (contertulios) tan solo les falta sacar el iPhone para retransmitir en directo las noticias que le van contando, porque los gritos infantiles, las acusaciones de palabras pero sin contenido, los tonos elevados de voz y la falta de respeto pactada son pan nuestro de cada día. Italia, mi bella Italia: la del chiste de las 4 coca-colas 0; la nación de Berlusconi y sus escándalos continuos, la de la eterna sospecha de la que podríamos aprender algo más que las recetas de pizza y pasta. A final del año pasado, Elsa Fornero, Ministra de Trabajo Italiana, anunciaba entre lágrimas las medidas que habían tomado como duro plan de ajustes. Ayer, lejos de ver esas lágrimas en nuestras tribunas, creía ver la celebración del gol de Cesc en el partido inaugural de esta Eurocopa (a la que nuestro Presidente fue tras verse obligado a la comparecencia esperpéntica para poder ir a Polonia sin recibir muchas críticas) en medio de tanta algarabía, aplausos y vítores de un estrado al que le faltó concluir el discurso (de los no olvidemos, mayores recortes de la historia de la Democracia), con el estruendo del hola Don Pepito, hola Don José.

Estoy cansado de que se me acuse con el dedo. De que me digan que gano mucho y que trabajo poco, que no me queje que soy un privilegiado. No sé que impunidades o beneficios ancestrales tuvieron los antecesores de mi gremio, pero lo que sé es que no soy un caballero de la Edad Media. Sé que nadie me ha regalado nada y que desde los 3 años en clases de Preescolar intento dar lo mejor de mí para sacar buenas notas, hacer una buena selectividad para superar el prohibitivo corte de acceso de Granada, entrar y terminar en los 6 años estipulados una exigente carrera de Medicina, pasar el filtro de una oposición llamada MIR y dar el 100% en cada paciente al que veo, ya sea en las Urgencias, en el crítico de la Observación, o en la barriada necesitada de transformación social en la que lo mismo me veo obligado a “debatir” con un paciente agresivo politoxicómano, que ver como alguien con la excusa de su raza, me falta el respeto, o por el contrario, como los pacientes me regalan la mayor satisfacción de su gratitud.

Pero no seamos puritanos ni demagógicos. Estoy harto de que la prensa y la sociedad no nos valore, que se “alegren” de que nos bajen el sueldo (adjunto mi nómina por si alguien cambia de opinión); cansado de leer en noticias sobre este tema comentarios de personas anónimas que dicen que si los médicos están nerviosos que se tomen un tranquilizante. Apelar a la vocación no lo veo oportuno ni justo, es un boomberang envenenado cargado, porque para todo profesional que aspire a serlo es un valor intrínseco. Nadie de mi familia ha sido sanitario antes, y yo sé apreciar los sacrificios que todos han hecho y hemos tenido que hacer para que yo pueda pasear mi fonendo y mi bata, bajarme corriendo de la ambulancia, o hacer una reanimación cardiopulmonar para intentar salvar una vida. Por eso tengo claro que me negaré a cumplir el sueño de Alfonso Guerra, por mi sacrificio pero sobre todo por el que hicieron mis abuelos para educar a mis padres y el de mis progenitores que tanto se sacrificaron para poderme dar unos estudios, una educación, pero sobre todo un ejemplo en el día a día.

“No descansaré hasta conseguir que el médico lleve alpargatas”
Alfonso Guerra

Me piden sacrificio, compromiso, vocación, altruismo… ¿Pero qué se le exige a los políticos? Si yo, por descuido, cansancio o falta de conocimiento cometo una mala praxis puedo acabar condenado y en la cárcel. Pero mientras, ellos (secuaces y bandoleros) nos roban el dinero, la ilusión y la esperanza mientras nadie les parece exigir nada. Con medios politizados  y interesados, con oposición compinchada para perpetuar la estafa, con voces críticas (las mínimas) silenciadas y minimizadas. El caso de los EREs, el de Bankia, el del rescate camuflado…demasiados errores sin cabezas de turco ni daños colaterales, demasiados privilegios para esta sí, profesión política que disfruta de los privilegios medievales con los que la gente cree que yo a pie de mi consulta convivo.

Debo de admitir que esto que escribo es la gota que colma el vaso, o la banderilla que me hace revolverme. Que cuando a uno le tocan una y otra vez, con nocturnidad, alevosía y reiteración el bolsillo (funcionarios: sanidad, educación), cuando la balanza se inclina siempre hacia el mismo sitio…es en ese momento cuando hago terapia con estos folios.

Pero estamos olvidando algo que es lo más importante de la cuestión. No estoy hablando de que unos pocos (muchos ya que todo el país agoniza de esta lacra tumoral) se han visto afectados económicamente. Estoy hablando de una crisis de valores macroscópicos y sobre todo de una crisis de derechos universales. Porque me parece VERGONZOSO que este país haya dejado de tener una sanidad pública, gratuita y universal y nadie o muy poca gente haya alzado la voz o se haya sublevado. No estoy hablando de un país del Tercer Mundo, sino de esta, España, donde ya hay gente sin opción a cobertura sanitaria, donde ya no puedes ir al médico y ser atendido si no has cumplido una serie de requisitos previos. Donde jubilados pagan medicinas y donde se retocan e incluso suprimen Leyes de Dependencia. La dictadura de una mayoría absoluta, el mórfico de un país que no se por qué cojones no se echa a la calle, toma Madrid y levanta la voz pidiendo un cambio.

Tengo claro que quién lo lidere será acusado de hereje radical: o de facha extremista o de rojo de mierda, pero mientras damos palos de ciego estamos cocinando a fuego lento un caldo de cultivo para una ya no inimaginable Guerra Civil bajo el slogan del “Divide y vencerás” con el que nos estamos fragmentando día a día.

Los intelectuales llamados a promover el cambio acomodados en su absoluta necedad. Los humildes trabajadores asustados por el miedo de verse en la calle y perderlo todo. La prensa untada y enriqueciéndose repartiendo un mismo botín. Una Monarquía que cojea y unos políticos que no dignifican lo que son y que sobran, tanto en número como en aportaciones.

Hace pocas semanas mientras estudiaba leí una frase que me impactó: “comer 5 veces al día es la mejor forma de prevenir enfermedades”. Nos morimos de hambre, nos morimos de miedo, no nos muramos de cobardes… La hora de los valientes, pasemos a la acción.


Apuntes para un estudiante de Primaria:

-Suspensión de la paga extra de los funcionarios.

-Reducción del 15% para la ayuda a la dependencia.

-Reducción del 10% de la prestación por desempleo una vez se hayan agotado 6 meses de prestación sin encontrar empleo.

-Subida del IVA del 8% al 10% y del 18% al 21 %.

-Eliminación de desgravación por compra de 1º vivienda a partir del 2013.
...
-Bajada de las cotizaciones 1 punto durante el año 2013 y 1 punto más en el 2014.

-Supresión de un gran número de bonificaciones a la contratación.

-Aceleración del retraso de la jubilación a los 67 años.

-Liberalización y privatización del sector ferroviario,portuario, y aeroportuario.



Ahorro para 2 años: 65.000 millones de €.




-Reducción del 30% de políticos de este país: 5.000 millones de €.

-Eliminación de tarjetas de crédito, móviles y gastos sin necesidad de de declarar:4.500 millones de €.

-Eliminación del 60% del parque móvil de coches oficiales: 7.000 millones de €.

-Cotización al IRPF de cargos públicos del Congreso y Senado al 21%: 300 millones de €.

-Eliminación de ayudas a la banca privada por SU MALA GESTIÓN: 35.000 millones de €.

-Eliminación de sueldos vitalicios de ex-presidentes,ex-diputados,ex-senadores con sus correspondientes despachos, chóferes y coches oficiales: 200 millones de €.

-Aplicación fiscal del 21% a las grandes fortunas:25.000 millones de €.

-Devolución de todo el dinero robado por grandes empresas, políticos, sindicatos y gestores de bancos y cajas de ahorros: 25.000 millones de €.



Ahorro para 1 año:102.000 millones de €.




Medidas propuestas por la Ciudadanía:

Esta es una idea que realmente debe ser considerada y repasada para el Pueblo. Ley de Reforma del Congreso de 2011 (enmienda de la Constitución de España)

1. El diputado será asalariado solamente durante su mandato. Y no tendrá jubilación proveniente solamente por el mandato.
2. El diputado contribuirá a la Seguridad Social. Todo el mundo (pasado, presente y futuro) actualmente el fondo de jubilación del Congreso pasará al régimen vigente de la Seguridad Social inmediatamente. El diputado participará de los beneficios dentro del régimen de la Seguridad Social exactamente como todos los demás ciudadanos. El fondo de jubilación no puede ser usado para ninguna otra finalidad.
3. El diputado debe pagar su plan de jubilación, como todos los españoles.
4. El diputado dejará de votar su propio aumento de salario.
5. El diputado dejará su seguro actual de salud y participará del mismo sistema de salud que los demás ciudadanos españoles
6. El diputado debe igualmente cumplir las mismas leyes que el resto de los españoles.
7. Servir en el Congreso es un honor, no una carrera. Los diputados deben cumplir sus mandatos (no más de 2 legislaturas), después irse a casa y buscar empleo.





22 comentarios:

  1. Estoy contigo en todos tus pensamientos....creo que intentan desviar nuestra atención con los funcionarios (de los que opino podemos encontrar de todo, como en cualquier campo de profesionales), y nos olvidamos de los robos a mano armada de bancos, políticos (meto a cualquier partido político)...
    Los únicos sufridores de la destrucción del país somos nosotros y cuando salgamos del armario para defendernos, quizás sea tarde...miedo me da tener hijos en este país lleno de falsos dioses que crucifican sin seleccionar bien a sus reos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que erradicarse la idea del funcionario: " me saco una plaza para toda la vida, haga lo que haga". Hay que ser eficientes en tu trabajo, sea donde sea, ya que todos formamos parte de una empresa. Y si no eres válido, palmadita en la espalda y a la calle.

      Pero esto es extensible a todos, políticos incluidos. Stop a la ineptitud!

      Eliminar
  2. ole ole y ole... no hace alta comentar más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mucha tela aún que cortar. Al final nos quedaremos roncos de tanto comentar

      Eliminar
  3. Antonio Jose Muro Sánchez13 de julio de 2012, 12:12

    Totalmente de acuerdo Juan. Una magnifica exposición llena de verdades

    ResponderEliminar
  4. AL ATAQUEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo algo más que decir a todo esto, Juan. El personal del SNS y, por tanto, los incluidos en el SAS NO SOMOS FUNCIONARIOS, SINO ESTATUTARIOS. En complemento de destino, un médico adjunto tiene una retribución correspondiente al nivel 24, tenga la antigüedad que tenga. El Jefe de Servicio tiene nivel 25. Es el máximo al que se puede llegar. No sé si lo sabrás, pero en la Administración General un licenciado entra con nivel 22 y en tan solo 2 años se coloca fácilmente con nivel 25, como un jefe de Servicio del SAS. ¡Manda hue...!
    El sueldo a nosotros nos lo da el complemento específico, o sea, las guardias. ¡ Claro, de cajón, a más horas trabajadas, más dinero !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la aportación Laura. Hay tantas cosas que desconocemos...que no se si es bueno saber tanto porque la indignación va en aumento!

      Eliminar
  6. Gracias por expresar de una forma tan clara todo lo que está pasando! Yo también soy residente de familia de 4º año, también vengo de una familia humilde y no me ha regalado nada...y me encanta mi trabajo y haria sacrificios y supiera que los politicos de mierda de este país también van hacerlos, si el resto de nuestros conciudadanos entendieran que somos tan currantes como ello o mas. Mi primo es pinche de cocina, por una jornada de 40 horas semanales gana mas que yo por una de 35.....no quiero dar pena, ni una medalla, quiero respeto hacia nuestra profesión, simplemente quiero el mismo respeto que se le da a cualquier trabajador que se revela contra la pérdida de sus derechos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A eso apelan, a nuestra vocación, a nuestro altruismo, a nuestra "humanidad" mientras ellos y el pueblo nos lapida. El día que empiecen las huelgas en los Hospitales y Centro de Salud seremos la mayor lacra de las lacras, el cáncer del pueblo, los culpables de todo. Qué lástima...

      Eliminar
    2. Hola Celia, yo soy enfermero desde hace 19 años y quiero decir que estoy de acuerdo tanto con la exposición de Juan Toral como con la tuya. A los argumentos expuestos me gustaría añadir un matiz; creo que no deberíamos caer en las comparaciones entre nosotros, los simples trabajadores, independientemente del gremio al que se pertenezca, esto únicamente hace que nos dividamos y que ocurra lo que ocurre, que todos estamos INDiGNADOS, pero no existe unión ni coordinación para realizar movilizaciones conjuntas y organizadas, y no me refiero a esas que se organizan desde los sindicatos, por que da pena ver como están aprovechano la ocasión, cada uno de manera independiente para sacar tajada (si quieres en otro momento te argumento esta opinión). Como iba diciendo, cada grupo profesional de cada centro, fijate bien, no hablo ya ni de colectivos, está pataleando por separado, los medicos de tal hospital por un lado, los enfermeros de tal otro por otro lado, los bomberos de Madrid por allá, etc y creo que este es el mal de todos los que estamos indignados, la falta de unión.
      Creo a pies juntillas que a los políticos, sindicatos y casa real se le debieran suprimir los privilegios que poseen e igualarlos a los del resto de ciudadanos. Por supuesto, sindicatos, partidos politicos e iglesia deberían autofinanciarse (el que mejor lo haga mas afiliados y simpatizantes tendrá y por tanto más recursos económicos, y viceversa).
      En fin no quiero aburrir a nadie, simplemente subrrayar que no deberíamos caer en las comparacioines entre los diferentes trabajadores, eso unnicamente nos dividirá.

      Eliminar
  7. Maribel González Florido14 de julio de 2012, 13:09

    ENHORABUENA, ENHORABUENA, ENHORABUENA.... Juan hace falta gente como tú que alce la voz como lo has hecho en este manifiesto que me ha parecido excelente... tienes razón en absolutamente todo. Has sabido expresar el sentimiento de, espero, muchos ciudadanos, pero no sé si es por miedos, por ignorancia, por yo no sé qué, poco percibo a mi alrededor, y lo poco que escucho es son reivindicaciones sin fundamento. No sé si es que todavía mucha gente vive en el mundo de yupi y piensa que esto es algo pasajero... no sé

    Ayer me uní a la protesta del Hospital propuesta por los sindicatos. Cuando leí el panfleto que repartían en la puerta, se me cayó el palo del sombrajo... QUÉ VERGÜENZA!!! Sólo eran cuatro letras reivindicando el horario y algo de los recortes en las nóminas. Pero no había ni una sola línea hablando de las demoledoras medidas sociales que se están produciendo a una velocidad que ya casi alcanza la de la luz... Estuve a punto de volverme y no seguir con esa mini marcha que se hizo rodeando el hospital, porque quienes la convocaban eran esos mismos que nunca se han preocupado de los DERECHOS REALES de los trabajadores como tal, y que solo van a cumplir un papel para justificar esas subvenciones que pagamos entre todos. Tonta de mí, pensé que de una vez por todas reaccionarían de otra forma. Pero no, siguen siendo los mismos de siempre... qué pena!!! Pero seguí, alce mi voz, aunque solo me escuchaban los que iban a mi alrededor, pero yo lo que pido es la dimisión del Gobierno, tanto Central como Autonómico... tenemos que salir a la calle porque estoy contigo: "Nos morimos de hambre, nos morimos de miedo, no nos muramos de cobardes… pasemos a la acción"

    Aquí te dejo el link de un blog que sigo. Fue mi profesor de Economía Política y Políticas Sociolaborales... creo que te puede interesar... el leeros me da esperanza de que algo se va a hacer y YA!!! para decir de una vez por todas: HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!!!!!

    http://www.albertomontero.com/

    Un abrazo, y me pongo a terminar el ejercicio de Impacto presupuestario... grrrrrr :-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por partida doble. Por tu aportación y por el blog. Muy interesante!!

      Eliminar
  8. José García Romero14 de julio de 2012, 13:12

    Juan, ¡magnífico!, ¡sencillamente magnífico!
    ¿Lo has escrito tú?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Jose, lo he escrito yo. A veces (últimamente con más frecuencia de lo que me gustaría) me desahogo escribiendo.

      Eliminar
    2. Jose Garcia Romero15 de julio de 2012, 1:45

      ¡Pues, enhorabuena, compañero!, eres un genio. Me siento orgulloso de ser tu amigo y compañero...

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  9. Dorita Martín Gómez14 de julio de 2012, 14:27

    Juan, enhorabuena, felicidades... POr ser así.

    Durante la lectura de tu "parrafada", se me ha erizado el vello varias
    veces (vamos, que stoy con los pelos de punta y con la lágrima
    sosteniendose en el párpado). Së que suena un tanto cursi, pero es
    real. ADmiro tu forma de escribir pero, sobretodo, tu lucha individual
    por lo que crees.

    Propongo pasar algo parecido a una prensa acomodad y a merced de la
    política. Y si no, crear una prensa independiente. Seguro, entretodos,
    podemos. Somos muchísimios, joder!!! CON muchas ganas de arreglar
    esto, así que propongo unificación y reunión en persona para puntos
    concretos como este.

    UN saludo y GRACIAS Juan

    ResponderEliminar
  10. Esto es lo ultimo que diré. Soy paraguayo de nacimiento y esto lo Vivi en mi país natal. Si no organizamos una huelga de médicos, nos reducirán a simples funcionarios, simples piezas reemplazables en el tablero de ajedrez. Sin embargo la salud de un país no es negociable. Si lo piensan bien, tenemos la sartén por el mango. Suerte y reflexionen sobre esto por favor

    ResponderEliminar
  11. Carlos Alberto Gómez Rodríguez15 de julio de 2012, 16:51

    Mucho Ánimo Juan!!! A veces las mejores aportaciones salen de momentos duros. Muchos estamos sufriendo esta situación y es poco lo que podemos añadir a lo que comentas. Hoy en día nos tienen a la clase media como borregos. La presa tanto escrita, como los medios audiovisuales solo se preocupan de tenernos entretenidos, o con el fútbol, o con el mundo del motor, ahora con las olimpiadas, etc... Solo hay que ver que en noticias cuatro echan más rato de noticias deportivas que de noticias no deportivas. Todo esto está tomando un cariz muy feo y oscuro, no se por donde va a salir todo esto, pero por cosas más pequeñas o por simples ideales se han montado guerras. Nosotros somos jóvenes, hemos vivido en un estado de bienestar que se ha ido ganando día a día, nuestros abuelos y nuestros padres han aportado su granito de arena para que el futuro de sus hijos (nosotros) sea el mejor posible. Ahora, en apenas 4 años se ha perdido mucho de este bienestar y no tiene pinta de que la sangría termine pronto. Espero que todo esto tenga un final feliz.... aunque por si solo no creo que se solucione nada. Un saludo Juan. A ver si luego nos vemos por Úbeda.

    ResponderEliminar
  12. El ojo izquierdo (blogs que escribe Jose Maria Izquierdo), esta de vacaciones desde hace unos dias......yo lo leo normalmente, pero este verano me apuntare a este blog memorias de un residente.:..enhorabuena y animo que ya le llegara el turno de joderse a estos cabrones, explotadores de los trabajadores y dinamiteros de todo lo lo que huela a publico

    ResponderEliminar
  13. Hola Juan, como siempre un gran escrito, crudo (como las circunstancias que nos está tocando vivir). Si mi profesión fuese ahora la de político se me caería lacara de vergüenza, aunque no creo que eso les pase a ellos porque para eso tendrían que tener vergüenza. En fin. Seguiremos en la brecha, cada uno donde nos ha tocado luchar.

    ResponderEliminar
  14. Enhorabuena Juan. No solo me gusta y comparto el fondo de lo que escribes, sino que observo como tu estilo se va depurando aún más cada día.

    Feliz verano (a pesar de todo)

    ResponderEliminar