Si quieres estar a la última, suscríbete

viernes, 14 de octubre de 2011

Vuelvo a la Universidad: Máster


(14 Octubre ´11)

La vida es una continua carrera hacia metas inmediatas

Tras renegar y criticar mi paso por la Universidad, tras olvidar ya casi la sensación de ser estudiante, de clases, apuntes y exámenes, de nervios y tensiones, este fin de semana he vuelto a sentir el gusanillo del primer día. El mismo que tiempo atrás percibía cuando olía el forro de plástico recién estrenado que daba por inaugurado los libros del curso, el mismo que sentí al iniciar en Granada la andadura por la Facultad tras decir adiós a muchos y muy buenos amigos hechos en Úbeda y verme “obligado” a conocer a otros tantos en tierras nazaríes.
Este viernes a las 18:00h arrancaba en el salón de Actos del Rectorado de la Universidad de Málaga el Máster al que estaba matriculado: Economía de la Salud, Gestión Sanitaria y Uso Racional del Medicamento, al que acudía con la intriga que da el enfrentarse a lo desconocido. Nuevas sensaciones acostumbrado ya al trajín frenético de la vida hospitalaria; nuevos compañeros (muchos de ellos mayores y con altos cargos profesionales), y sobre todo, nueva temática tras la simbiosis con la que estoy con lo relacionado a la Ciencia, ya que desde que arrancara el bachillerato (ha llovido desde entonces, nos hacemos viejos) no me había puesto a entrar en detalles en temas tan distantes como la Economía, esa gran desconocida.

Máster inaugurado por el director general de Salud Pública y Sanidad Exterior, Ildefonso Hernández Aguado, que en su brillante intervención dio pautas y líneas de pensamiento por explotar, presentando un futuro incierto que amenaza con devorarnos pero del que la gente preparada intentará poner soluciones.



Diez meses por delante de clases, de lecciones que combinen Economía, Sanidad, Gestión… de escuchar a compañeros de aula: economistas, gestores, enfermer@s, médic@s... opiniones opuestas y enriquecedores, distintas formas de ver una misma verdad…y una proyecto fin de máster de fondo que me dará la posibilidad de ser Doctor. Diez meses de estrés, de agobio y de responsabilidad…Pero sobre todo diez meses para intentar querer lo que se hace sin morir en el intento, para disfrutar o intentar hacerlo, de esta aventura desconocida llamada Máster, para seguir dando palos de ciego hacia ese futuro que está detrás de la vuelta de la esquina

4 comentarios:

  1. El que lo sigue al final lo consigue y conociendote seguro que al final tendras tu recompensa

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan,

    Yo también soy residente, R1 de Farmacia Hospitalaria. Tenía pensado hacer un master antes de acabar la residencia y uno de los que había valorado era éste de Economía, Gestión y Uso Racional Medicamentos. Lo que no sé es cuándo empezarlo, si es mejor al principio de la residencia o al final. ¿Puedes compatibilizar los horarios con la residencia?
    Por cierto, fantástico blog. Que sepas que lo he recomentado ;)

    Laura

    ResponderEliminar
  3. Buenas Laura. Muchas gracias por dejarte caer por aquí y por recomndarlo

    Yo la verdad es que soy novato en esto de Máster, pero mi reflexión es que el primer año de residencia (muchos compañeros hicieron Doctorado/Máster en su primer año), no es el mejor, ya que hay personas a las que le cuesta coger el ritmo laboral y con tanta guardia, cursos, novedades... puede que uno se agobie más de la cuenta
    Yo lo voy a hacer en mi tercer año. Creo que el mejor es el segundo.
    Yo el año pasado lo pedí pero no pude entrar ya que se me pasaron los plazos de solicitud, así terminas el trabajo fin de Máster en el tercer año y estás algo más relajado en el último

    Grado de sugerencias:
    2º año: muy recomendado
    3er año: recomendado
    Primer año: no muy recomendado
    4º año: no recomendado

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por el grado de sugerencias. Muy útil :D

    Laura

    ResponderEliminar