Si quieres estar a la última, suscríbete

lunes, 3 de enero de 2011

Recomendación para los Reyes Magos

Quizás ya sea tarde porque sus Majestades los Reyes Magos de Oriente debieron emprender su mágico viaje hace unos días, pero quiero aprovechar esta entrada para aconsejar dos perlas en forma de libro a modo de regalo navideño o auto-obsequio personal.

Últimamente intento leer todo lo que puedo o me apetece y sin duda, de las últimas novelas leídas, estas dos merecen mención especial y te aconsejo que si te gusta hacer una inmersión literaria te hagas con estas dos joyas opuestas en su historia, pero con el punto común de ser obras maestras cada una a su estilo


LA ELEGANCIA DEL ERIZO de Muriel Barbery

Una obra que es un abrazo continuo, que te envuelve, que te embelesa, que se adueña de tu alma a medida que pasas páginas y la trama y los personajes se van haciéndose a sí mismos. Una vieja portera de una lujosa urbanización que esconde su verdad inconfesable, una niña superdotada que planea suicidarse, y en medio, el azar o el destino que une unos caminos que pese a verse todos días a la altura de la portería necesitan la mecha para arder y potenciarse.

Obra digna de culto, de coleccionista… Un resquicio de luz en este mundo superficial en el que acostumbramos a movernos. Un regalo para los sentidos



Sinopsis:
“En el número 7 de la Rue Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Paloma, una solitaria niña de doce años, y Renée, la inteligente portera, esconden un secreto. La llegada de un hombre misterioso propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas. Juntas, descubrirán la belleza de las pequeñas cosas, invocarán la magia de los placeres efímeros e inventarán un mundo mejor. La elegancia del erizo es una novela optimista, un pequeño tesoro que nos revela como sobrevivir gracias a la amistad, el amor y el arte. Mientras pasamos las páginas con una sonrisa, las voces de Renée y Paloma tejen, con un lenguaje melodioso, un cautivador himno a la vida”



EL FACTOR HUMANO de John Carlin

Hay que darle tiempo para que este bestseller te azote los sentidos. Tenía muchas esperanzas depositadas en este libro, tras ver su peliculizada versión en Invictus y tras conocer la historia del líder espiritual Nelson Mandela, pero un comienzo algo denso en el que se informa sobre la vida de las personas que fueron juez y parte del aparthdeid amenazaba con derrotar a mis expectativas. Pero a medida que pasas páginas, que conoces a cada uno de esos personajes anónimos y con apellidos que reescribieron la historia mundial, llega un punto sin retorno en el que la majestuosa figura de Mandela parece sentarse a tu lado mientras avanzas a contemplar cómo el deporte en aquel mundial de rugby de 1995 pudo obrar el milagro de unir a un país, cómo un partido salvó a una nación y con ello derribó todos los falsos mitos anquilosados en la minoritaria pero poderosa Sudáfrica blanca comandada por los afrikáneres.

No soy de emociones fáciles y mucho menos con un libro. No amenazo con el llanto en ninguna película sea cual sea la belleza de la historia, pero esta novela consiguió que al final de la misma un nudo en el cardias aumentara su contractibilidad y amenazara con una lágrima que hubiera sido digna ante este libro


Sinopsis:
“En 1985, cuando Nelson Mandela llevaba veintitrés años en prisión, se propuso conquistar a sus enemigos, los más fervientes defensores del apartheid. Así obtuvo su libertad y consiguió convertirse en presidente. Pero la inestabilidad de un país dividido por cincuenta años de odio racial cristalizó en la amenaza de una guerra civil. Mandela comprendió que tenía que conseguir la unión de blancos y negros de forma espontánea y emocional, y vio con claridad que el deporte era una estrategia extraordinaria para lograrlo.

John Carlin ha descubierto el factor humano que hizo posible un milagro: la capacidad innata de Mandela para seducir al oponente y su tenaz deliberación de utilizar el mundial de rugby de 1995 para sellar la paz y cambiar el curso de la Historia. La final de aquel mundial culminó con la victoria sudafricana en el último minuto, y fundió en un abrazo a negros y blancos en el ejemplo más inspirador que ha visto la humanidad.

Carlin, cuya labor como corresponsal en Sudáfrica ha sido calificada por Mandela como «absolutamente magnífica », ofrece un apasionante relato en la voz de un grupo de personajes que vivieron esta gran historia que la Warner Bros no ha dudado en llevar al cine bajo la dirección de Clint Eastwood, y la interpretación de Morgan Freeman y Matt Damon. «En sus manos, existe la posibilidad de que la película haga justicia a la historia, pero no esperéis a la película», The New York Times”

Nelson Mandela en los prolegómenos de la final de la Copa del Mundo que enfrentó a España y Holanda el 11 de Julio ´10 en Johannesburgo (Soccer City)


2 comentarios:

  1. Vi en el cine la película francesa "El erizo" y allí descubrí que estaba basada en el libro "La elegancia del erizo". La peli me encantó (y también su banda sonora: http://open.spotify.com/album/5OcZWMVcIEMjlhBoZiDVWR, de Gabriel Yared), así que imagino que el libro será sublime. :)
    Me apunto las recomendaciones en la lista de "libros a devorar a partir del 30 de enero". Un saludo y ¡Feliz Año!

    ResponderEliminar
  2. Acabo de terminar de leer la elegancia del erizo, de Muriel Barbery. Me encantó tu relato, realmente interpreta lo que sentí al leer la novela. Un regalo para los sentidos, un continuo abrazo. Gracias por tu comentario, saludos!

    ResponderEliminar