Si quieres estar a la última, suscríbete

viernes, 11 de enero de 2013

Reflexiones (atrasadas) de la #EIRhuelga


(11 Enero -13)


Era necesario que el tiempo transcurriera para poder escribir esta entrada. Inmerso en plena batalla uno no encuentra tiempo ni lugar para alzar la cabeza, respirar hondo y oxigenar un sistema nervioso al borde del abismo. Han pasado justo tres semanas desde que el pasado viernes 21 de Diciembre se cerraran los acuerdos con la Junta de Andalucía por lo que oficialmente la huelga de residentes que comenzó el pasado 19 de Noviembre en Andalucía pusiera el punto y final (aparte).

Tres semanas en las que todos hemos viajado a través de la montaña rusa ciclotímica de emociones en las que la sensación agridulce se aferró con fuerza de más de uno.


Debo de reconocer que tras la propuesta del SAS, cada residente que acudió a la Asamblea de su Comunidad, tenía la responsabilidad de guiar el futuro inmediato de su formación, y esta implicación y entrega absoluta por parte de l@s jóvenes guerrer@s con fonendo, escasa experiencia pero una ilusión que invita al optimismo que hemos encarnado en esta lucha, hace que las decisiones votadas, puedan verse como una derrota traicionera si difiere de tu voto. Quiero hacer pública la difícil elección que elegí ya que mi mano alzada, fue de las pocas que instó en sentar y negociar los acuerdos puestos sobre la mesa en Málaga. Una decisión que puede ser leída como una traición a la lucha por la que me desviví en el mes que duró nuestra huelga, o que pudiera parecer el ceder el testigo al agotamiento físico y mental. Pero ni una cosa ni otra, sino una profunda reflexión sobre nuestra situación, sobre nuestra fuerza como grupo, sobre nuestras posibilidades reales y en mi particular caso, sobre la fuerza del movimiento en el hospital que he tenido el dudoso honor de intentar guiar. Como digo en voz alta, no fue fácil levantar la mano en esa votación, pero me alegré al ver el masivo refuerzo del bastión malagueño a favor de seguir con la huelga, en la lucha, en la defensa de un ideal, de un imposible que no existe si se cree y se defiende con fuerza y unión (algo que habíamos perdido en parte en el camino que dificultaba nuestro devenir). Finalmente, Málaga votó mayoritariamente por negar dicho acuerdo, pero las votaciones en las diferentes asambleas andaluzas dieron una victoria ajustada para aceptar el marco de negociación y cerrar los primeros de una serie de acuerdos que en las próximas semanas se cerrarán.


Las dichosas 10 horas que se plantean como 5-5, el vaso mitad lleno, mitad vacío, la manzana envenenada, la “victoria” dolorosa, la celebración sin ímpetu…La sensación de haber cedido ante las amenazas y coacciones del Sistema Andaluz de Salud que nos ha cambiado de contrato en plena huelga, nos ha suspendido permisos, vacaciones y días de asuntos propios de Navidades y cancelado rotaciones externas concedidas. La sensación de morir en plena orilla, ejecutados por uno de nuestros logros más simbólicos, el poder de las Asambleas, la DEMOCRACIA en mayúsculas con la que decidimos nacer y morir, el sistema ejemplar que tiene sus miserias como puede ser el hecho que el residente que no ha seguido la huelga ningún día ni votado en ninguna elección pueda ir a la definitiva, y ante el temor de quedarse sin permiso vacacional alzar la mano.

Una vez que el tiempo ha cicatrizado parte de la lucha, creo sinceramente que hemos conseguido cosas, aunque también estoy convencido que hubiéramos conseguido más si hubiéramos continuado fuertes y unidos. Creo que hemos combatido con dignidad ante un rival curtido en el poder que da el estar en el  trono que dominan como si de una propiedad privada se tratase. Cada uno que se ha manifestado, que se ha acogido a su derecho a la huelga o al trabajo, que ha acudido a las Asambleas y ha sido parte activa de este movimiento sin precedentes del que tan poco se nos ha citado en los medios nacionales, debe sentirse tremendamente orgulloso de lo que hemos realizado. Hemos sido luz entre tanta tiniebla, hemos servido de faro para que los compañeros sanitarios se despierten y comiencen a andar a nuestro regazo, hemos sido ejemplo y alabanza para los más veteranos que han reconocido nuestra valía y sobre todo, hemos demostrado una implicación ABSOLUTA por nuestra formación, nuestro futuro y la garantía de ser mejores MÉDIC@S para nuestra satisfacción y el beneficio de una población a la que nos debemos.

Esta noche mientras buscaba los acuerdos formales firmados, he leído los comentarios iniciales de gente que mostraba abiertamente la sensación de haber hecho el ridículo, de habernos vendido por cinco míseras horas. Creo sinceramente que no ha sido así aunque en ocasiones y según qué personas, pueda parecerlo. Hemos conseguido entraren un coto vedado al que no estábamos invitados y al que a partir de ahora, somos parte de él.

Expongo a continuación parte de los acuerdos, para ir cerrando estas confesiones compartidas en voz alta a modo de terapia grupal:

   El incremento de 2,5 h semanales se empleará en su totalidad para el desempeño de actividades asistenciales, distribuida a medias en jornada ordinaria y complementaria. Las horas de jornada complementaria serán siempre realizadas de lunes a viernes. Esta actividad asistencial será tutorizada de forma presencial en todo momento y será organizada por el jefe de la UGC en cuestión. Esta resolución comenzará a aplicarse el día 1 de enero de 2013. En caso de haber descontado más de 10 horas al mes, haber descontado horas en periodos vacacionales/huelga o haber sufrido descuento en festivos serán compensados durante los próximos meses.


   El número de horas de jornada complementaria que vienen realizando los EIR será analizado en todas las UGC para valorar si se corresponden con lo establecido en los Planes de Estudio y deberán cumplir unos criterios generales que serán consensuados. Este análisis se pretende terminar en mayo del 2013, por lo que hasta entonces no se modificará el número de guardias que realizan los EIR.


   La desconvocatoria de la huelga supone la automática concesión de los permisos y licencias suspendidos, pudiendo extenderse el periodo vacacional de forma excepcional a inicios del año 2013.


   Los EIR participarán de forma activa a través de grupos de trabajo y mediante nuevas vías a desarrollar en:


                               - Procesos de reflexión y mejora del SSPA.


- Desarrollo del Estatuto Andaluz del Residente, el cual se completará en un plazo de 3 meses.


-     En el diseño de su propia formación, con especial énfasis en la plataforma “PortalEIR” y en su incorporación como docentes en procesos formativos.

   


No soy nadie para imponer mi punto de vista sobre si lo obtenido es mucho, poco, un éxito o un fracaso, pero quiero citar a @Emilenko que en una entrada de su blog plasmó parte de los éxitos mudos que habíamos conseguido en nuestra lucha que no deben ser pasados por alto:


1. La instauración de un sistema democrático de toma de decisiones.
2. La negociación de forma independiente a los sindicatos. Los sindicatos deberían estar avergonzados.
3. El fomento el uso de redes sociales como herramienta de debate.
4. La movilización de médicos adjuntos.
5. El conocimiento de las estrategias de la empresa. El SAS se negó a negociar durante las semanas anteriores a la convocatoria de huelga. Una vez convocada la huelga, se quejó de que le había cogido por sorpresa. Pidió un voto de confianza para las negociaciones, los EIRes aceptaron y la huelga quedó temporalmente suspendida. Entonces el SAS contraatacó negando las vacaciones de Navidad. Los EIRes ahora saben cómo las juega su empresa.
6. La comprobación del poder de manipulación de los medios de comunicación. Siempre hemos aceptado, indebida y sumisamente, que los medios de comunicación están manipulados. Con la huelga EIR, millares de médicos han visto como los medios de comunicación han manipulado la noticia con fines políticos y populistas: algunos medios la han ninguneado; otros la han ensalzado con mentiras y otros la han criticado duramente. Pocos han sido los que se han preocupado por recoger la motivación que tenía un EIR medio para ir a la huelga. Desde la huelga EIR, he aprendido que los medios no son una fuente fiable para juzgar las huelgas de otros colectivos, ya sean basureros o controladores aéreos.
7. La pérdida del miedo a las represalias personales. Decenas de jefes de servicio y directores médicos han sido denunciados por coacción a la huelga o esquirolaje interno.
8. La denuncia en voz alta a la politización de la Salud.
9. El sentimiento de sensación de grupo y las ganas de cambiar el mundo en los jóvenes médicos. Los grupos motivados pueden ser peligrosos, puesto que sus acciones se les pueden ir de las manos en medio de la euforia. Pero prefiero los grupos motivados a los grupos sumisos.
10. Tener voz en la toma de decisiones dentro del SAS. El SAS se ha comprometido a consultar a los EIRes ante la toma de nuevas medidas.


Y para cerrar esta entrada a modo de clínex, mi reflexión más importante. El fin de la huelga no es el final, está más cerca del principio. Es el momento de las personas comprometidas, de las personas con iniciativa, de las personas que quieren guiar las riendas en vez de dejarse llevar. ¡Es tu hora! Y es que es ahora cuando de verdad si eres residente andaluz eres útil. Súmate a la causa, defiende la lucha, encárgate de formar parte de unos de los numerosos frentes que se han abierto en CAREIR y que serán las bases para el cambio. Que el desánimo no te venza, que las ganas sean la dinamo de tus actos. Sobre todo para los R2 y R3 en plena madurez de especialidad y para los R1 comprometidos con el mañana. Ahora más que nunca, la lucha es de tod@s. Date una oportunidad de pertenecer al proyecto desde dentro, de ser el héroe anónimo del día a día. Si te animas y no sabes muy bien ni qué hacer ni cómo dirigir tus ideas, ponte en contacto con algún miembro cercano de CAREIR, o con los representantes de tu ciudad que estuvieron al frente en la huelga, ellos sabrán darte las instrucciones para que el inicio del ansiado cambio sea una realidad y no se esfume y quede postrado como el sueño de una noche de verano.


“Ayer le comentaba a una antigua compañera que la huelga EIR es como si Pulgarcito se hubiera enfrentado al dragón de dos cabezas y hubiera podido cortarle sólo una. Puede que los resultados parezcan pocos, pero es que Pulgarcito no puede olvidarse de qué él era muy pequeño y su enemigo muy poderoso”

Extraído del blog emilenko.com


Y ahora, a modo de postre, dejo este vídeo y este enlace que nos inspiró y dedicó el gran GangasMIR sobre la estrategia seguida por el SAS. Muy acertada reflexión


Leer teoría "Equilibrio de Nash"
Wikipedia Equilibrio de Nash

3 comentarios:

  1. Yo me siento algo decepcionada y toreada, la verdad, pero ha sido la decisión de la mayoríá. Lo que me da miedo es que hayamos perdido fuelle para seguir luchando. Que el no haber conseguido lo que buscábamos, haga que no tengamos ánimo para seguir luchando.

    En fin, por si te interesa hice una entrada al tema bastante cabreada, la verdad, en
    www.eirjaen.blogspot.com

    ResponderEliminar

  2. A q jóde q se beneficien de tu lucha los compañeros q no han dado la cara en ningún momento

    ResponderEliminar
  3. Pedro Moya Espinosa14 de enero de 2013, 0:22

    La lucha continúa...

    ResponderEliminar