Si quieres estar a la última, suscríbete

domingo, 2 de diciembre de 2012

Mi debut en la prensa escrita

Bajo el título "Reflexiones tras 12 días de huelga" escribo la tribuna de LaOpiniónDeMálaga (@opiniondemalaga). Muchas han sido las opiniones aparecidas y escuchadas a lo largo de las dos semanas que llevamos luchando por nuestra causa. Pues bien, quiero agradecer a La Opinión de Málaga que me haya dado la oportunidad de utilizar su periódico para escribir sobre nuestra huelga.

Leer artículo


2 Diciembre 2012

Soy Juan Toral Sánchez, uno de los 5.000 compañeros andaluces llamados a huelga desde el 19 de Noviembre. Soy uno de esos EIRs que cada día estamos dejando de ejercer nuestro derecho al trabajo por la obligación moral de seguir en la lucha. Somos Especialistas Internos Residentes: médicos, farmacéuticos, enfermeros, psicólogos que en su día nos licenciamos y que tras pasar una exigente oposición nacional hemos elegido plaza en Andalucía para trabajar y formarnos durante 4 años. En mi caso soy médico residente de cuarto (y último año) de medicina familiar y comunitaria en Málaga y el 20 de mayo mi contrato laboral-formativo llegará a su fin.
Trece días luchando contra un gigante tirano SAS, contra la opinión del ciudadano que se puede envenenar por las mentiras que se dicen desde Parlamentos y platós de televisión a cargo de los políticos que debieran representar y defender a su pueblo, de ciertos medios de comunicación partidistas que nos han silenciado con el anonimato de nuestro movimiento.

Defendemos nuestra dignidad profesional, el caballo de batalla de esta guerra. Defendemos una formación de calidad que no nos haga ser menos por el simple hecho de formarnos en Andalucía en vez de en otra comunidad autónoma.

Un residente no es la figura que se ha intentado hacer vez de estudiante privilegiado que gana dinero por pasear la bata. Somos nosotros quién te atendemos cuando vas a Urgencias, quién hace de apoyo en la mesa de operación de un quirófano, quién al principio ocupamos la silla junto a tu médico de cabecera pero que cuando pasa el tiempo estamos en vez de él, somos quién hacemos las terapias grupales psicológicas... Somos jóvenes pero hemos superado un proceso selectivo que nos hace estar bien formados, somos personal de calidad y total confianza que deberíamos nutrirnos día a día de algún personal sanitario de más rango que nos tutele. Y es que las ciencias se explican en las universidades pero se aprenden con un maestro de referencia, con un tutor, con un mentor.

Desde hace unos meses, todo esto se ha puesto en peligro. Debido a los ajustes del Servicio Andaluz de Salud, somos nosotros quién hacemos el 25% de la labor que le han quitado a los Adjuntos para ahorrar para mantener intacta la cartera de servicios del SAS. Somos nosotros (los residentes) quién ante la política de contratación cero que han impuesto, cubrimos bajas, enfermedades, vacaciones€, suplantando misiones de especialistas ya concluida su formación a los que les cerramos las salidas laborales y las nuestras, ya que en mayo, cuando mi contrato termine, algún residente estará ocupando mi consulta. Hemos visto como nuestros tutores han dimitido y hemos tenido que pasar una fase de autoaprendizaje sin referentes de los que aprender. Y somos nosotros a quien nos han quitado horas de mili, de pilotaje de esta avión a la deriva herido de muerte que es el MIR. Nos han quitado número de guardias para ahorrar, lo que supone que nos han quitado muchas horas cada mes de ver muchos pacientes, de comentar muchos casos y de aprender en todo momento.

Pero desde la Consejería insisten en vez nuestra reivindicación como una pataleta de niños bien, de niños ricos mimados, de enfado por los recortes. Si esto hubiera sido así hubiéramos levantado la voz hace tiempo. Ayer sin ir más lejos, la Consejera de Sanidad dijo sin tapujos que venimos cobrando 3.000€ al mes. Voy a dejar claras mis cuentas. Mi sueldo por estar de 8 a 15.00 horas pasando mi consulta de Atención Primaria, planificación familiar, visitas domicilirias y atender consultas no demorables es de 1.080€. Y cuando tengo guardia, la hora la cobro a 14€ ( a partir de las 15.00 h)que es el precio al que me pagan por estar a las 4.00h de la madrugada atendiendo a un crítico en la Observación de Carlos Haya. Si esta huelga tuviera sólo tintes económicos hubiéramos levantado la voz cuando nos redujeron dos-tres guardias mensuales y nos hicieron el primer recorte de aproximadamente 300-400 €. O nos hubiéramos quejado por las reducciones próximas en el tiempo del 10 y del 5% del sueldo respectivo que hemos sufrido, o hubiéramos reivindicado cuando nuestra paga extra de Navidad se difuminó. Pero no lo hicimos, porque aunque intenten vendernos así, no somos ajenos a la triste y deprimente situación económica que vive el país.

Pero la última tropelía que han cometido con nosotros (el colectivo EIR) ha sido la imposición de un aumento de jornada a 37,5 horas que no nos dejan trabajar. Quiero aclarar esto. Un especialista interno residente no limita su trabajo en la consulta o quirófano: investigamos, publicamos, asistimos a cursos y congresos. En otras comunidades esto se ha reconocido en nuestras competencias y ha complementado dicho aumento de jornada laboral. Aquí se niegan en banda, y además no nos dejan aumentar nuestra jornada por lo que brillantemente han decidido quitarnos las 10 horas «que teóricamente le debemos al SAS» de nuestra nómina, pero no de nuestro sueldo base, sino de la complementaria, de las guardias para que me entienda, que se paga algo más caro.

Llegado a este punto hemos dicho basta. Parece que de tanto asfixiarte uno se acostumbra a vivir con poco oxígeno, pero en toda Andalucía, los especialistas internos residentes por fin hemos conseguido aunar los intereses de un colectivo que tiende a la desunión, hemos conseguido vencer a la conducta derrotista que tortura a la generación perdida que amenaza con pudrir a los que rondamos los 30 y nos hemos puesto en huelga. Para defender nuestra formación; para honrar los esfuerzos que nuestros padres (administrativo y ama de casa en mi caso) hicieron para que pudiéramos salir del pueblo e ir a estudiar fuera; para labrarnos un futuro; para ser mejores especialistas y en el día de mañana gente como usted se beneficie cuando enferme; para ser buenos profesionales y mentores para las generaciones que vendrán en los próximos años; para defender un sueldo y no ser los especialistas más recortados de España (hemos sufrido una reducción salarial del 35% en los últimos meses), pero sobre todo, defendemos la dignidad de nuestro colectivo, que pese a los temores, 13 días después de comenzar la huelga, seguimos, fuertes, unidos y comprometidos.

Podría haberme quedado quieto a la espera de arañar algún contrato al 10% cuando en mayo termine mi formación; podría no haberme unido a la huelga y no perder el dinero de las guardias que no he hecho y los más de 60 € que cada día dejo de ganar. Podría haber sido cobarde, pero he decidido actuar, dar un paso al frente y luchar, porque en tiempos como estos, la valentía es algo que se defiende, como la sanidad pública y de calidad.

Tengo ganas de recuperar la rutina y estar en la mi consulta del Centro de Salud de Palma-Palmilla. Pero estoy convencido de la importancia de este movimiento, de su justicia y de su necesidad.

Y perdonen si por nuestra huelga se han visto afectados. Esta huelga, en parte, también es por vosotros. Un saludo

Juan Toral Sánchez es médico residente de medicina familiar y comunitaria

17 comentarios:

  1. Pablo Cabezudo García2 de diciembre de 2012, 15:17

    Muy bueno y bien explicado todo. Hay que continuar sí o sí con esta huelga, estamos luchando por nuestra dignidad

    ResponderEliminar
  2. Casilda Llacer Perez2 de diciembre de 2012, 15:18

    Alto y claro Juan. Entre nosotros tenemos un premio planeta:)) enhorabuena y gracias por ponernos voz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo del premio Nobel está complicado con esta política austera de investigación y ciencias, jaja

      Eliminar
  3. Manuel Moreno Caballlero2 de diciembre de 2012, 15:29

    Muy bueno Juan.
    Enhorabuena y muchos ánimos!!!

    ResponderEliminar
  4. Dejas demostrado que las palabras también curan y llegan a lugares que no se llega con agujas ni bisturís

    ResponderEliminar
  5. ¡Muy bueno Juan!

    ResponderEliminar
  6. Genial Juan! Gracias!

    ResponderEliminar
  7. Carmen M Toral Sánchez2 de diciembre de 2012, 16:25

    No sé puede decir mejor. Debería de dar vergüenza a aquellos que no la tienen y tienen en sus manos el futuro de una sociedad que va a la deriva. Recortan para ahorrarse dinero, pero sin embargo, y hablo de Lo que sé, en educación regalan ordenadores a los alumnos y los libros de texto. Pero así callan la boca a padres con regalos aunque la calidad de educación, sanidad...y todo sea deprimente. Poca vergüenza es Lo que tienen. Enhorabuena x luchar x tus ideales y por todos nosotros. La sociedad debería de estar llena de gente como vosotros. Estoy orgullosa de ser tú hermana. Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Rocío Gómez Dela Mata2 de diciembre de 2012, 16:49

    Pues no se puede hacer mejor !!!! Un diez como periodista

    ResponderEliminar
  9. Clara Quintero López2 de diciembre de 2012, 17:23

    A mi me ha parecido de 10!! ARTISTA!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Raquel Guerola Segura2 de diciembre de 2012, 17:51

    perfectamente explicado,

    ResponderEliminar
  11. joder, Juan, eres un catacrack!!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Genial reflexión, enhorabuena! toda nuestra realidad contada con increible simpleza...a ver si llega a todos los ciudadanos!;)

    ResponderEliminar
  13. Miguel Vegas Sánchez3 de diciembre de 2012, 1:21

    Se puede decir más alto pero no más claro. Y habría que recalcar para los comentarios de los "pacientes" en los diversos medios de prensa por internet y otros medios de comunicación, que con esta huelga no solo se busca poner freno al atropello que el SAS está realizando contra los EIR, especialmente contra los MIR por ser más numerosos, sino que esta huelga busca que los futuros profesionales que van a atender y atienden como MIR a la población, estén bien formados y por supuesto, bien remunerados.

    Me indigna y mucho, cuando la genete ignorante critica esta huelga porque les hace esperar más en las salas de espera de hospitales y de centro de salud, sobre todo porque má de uno no tiene un motivo de verdadera falta de salud para acudir, y porque realmente si mejoran las condiciones de los MIR, su formación , su remiuneración, sus condiciones... mejorará el servicio que como MIR y futuros adjuntos a muy corto plazo, prestarán a esos que ahora se quejan de la huelga.

    Por supuesto, lo cortés no quita lo valiente, y si que hay mucha gente que los apoya y que verdaderamente sufren las consecuencias de la huelga porque padecen una patología crónica o aguda. Es a esa gente a la que de verdad se les pide perdón, pero no alr esto, ni por supuesto a los directivos del SAS que dejaron de ser médicos cuando se sentaron en su sillón de directivos.

    Mucho ánimo desde Murcia a todos los MIR, no desaniméis... !desde Murcia os seguimos y os apoyamos con mucho interés!

    ResponderEliminar
  14. Iván Artero Muñoz3 de diciembre de 2012, 1:21

    Enhorabuena, magnifica exposición del tema

    ResponderEliminar
  15. Lourdeny Perez Rivas22 de diciembre de 2012, 18:20

    Juanito,me encanto la forma de plasmarlo,verdades como puños pero con tu toque sentimental que no quede.Que sepas que yo tb te apoyo!

    ResponderEliminar