Si quieres estar a la última, suscríbete

miércoles, 12 de diciembre de 2012

¡Basta ya!




Puede sonar demagogo pero no lo es. Recuerdo desde mi más ignorante infancia con orgullo las manos blancas al aire de todos los españoles cuando el terrorismo se cobró la vida de Miguel Ángel Blanco. Ese fin de semana estaba en Ronda donde mi primo iba a jugar bandera y aún me emociono al recordar esa improvisada manifestación nocturna en el que las velas alumbraban la indignación del pueblo, capaz de manifestar y gritar su indignación...

Han pasado quince años, y gracias al Dios de cada uno, las bandas terroristas han bajado sus armas (en lo que el territorio peninsular dicta). Ya no se pegan tiros, ni se escriben anónimos; no se viaja en furgonetas para ocultar identidades ni se construyen zulos para soterrar vidas. Ahora parece instaurada la corriente de la “democracia dictatorial”, el neoterrorismo del siglo XXI, donde sus protagonistas visten trajes y vestidos impolutos (y muy caros), viajan en primera y clase preferente, se atreven a hablar del poder del pueblo y de la democracia mientras nos asfixian bajo las reglas de un juego perverso que dominan con la categoría de cum laudem. Se atreven a decirnos con la cara de póker del ganador que juega con cartas marcadas que tenemos que ajustarnos el cinturón, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, mientras recortan salarios y derechos sociales adquiridos con años de lucha, al mismo tiempo que inyectan dinero a bancos y se llenan los bolsillos con parte del botín adquirido en dicha presa al grito del sálvese quién pueda.

Hasta estos últimos meses yo era uno más de los espectadores abúlicos de esta fúnebre obra de teatro llamada España que estamos viendo pasar ante nuestros ojos sin alzar la voz. Pero la huelga de Especialistas Internos Residentes (CAREIR) que se está llevando en Andalucía desde el pasado 19 de Noviembre me ha abierto los ojos al mismo tiempo que removido las tripas. No tomen esta crítica como un ataque frontal partidista. Nunca he votado a la derecha, y jamás volveré a votar al PSOE pudiera ser mi slogan para mostrar mi nula declaración de intereses al respecto así que espero que no echen mi escrito por tierra por falsos intereses sesgados.


Es urgente quitarnos la venda ahora que estamos a tiempo. Aún es pronto y tan solo hay una generación de jóvenes perdida. Aún perdura en nuestros mentores el espíritu de la transición y los valores que en ella se defendieron. Aún pesan en nuestros mayores el poso de una Guerra Civil que nos marcó y avergonzó como país. Aún no han hecho efecto las atrocidades educativas que las últimas reformas van a traer consigo en una juventud sin interés y ahora también sin formación que irán en rebaños al mando de pastores que los dirigirán desde Parlamentos. Nos urge, digo, porque es urgente, porque vamos a la deriva y el iceberg que amenaza con partirnos en dos es de dimensiones superlativas.

Permítanme que me centre en Andalucía, el sur de España, la tierra del flamenco y el chiste fácil. Andalucía, la tierra donde nací, donde me he criado, crecido, formado y trabajado durante los 28 años que tengo. La comunidad autónoma más poblada de España (con casi 8 millones y medio de andaluces) y la segunda más extensa. Territorio PSOE desde donde la memoria marca frontera con el olvido, donde sus políticos han ido estableciendo un cortijo de falsos y maquillados privilegios, de subvenciones bien elegidas y estudiadas, de televisiones y medios de prensa hechos a la medida para satisfacer a unos votantes que elección tras elección parecen deslumbrados por la opulenta fachada llena de grietas que hace aguas.

Como sabrán si son lectores de mi blog (es difícil que se hayan enterado por el anonimato con el que nos ha tratado la prensa), los Especialistas Internos Residentes de Andalucía llevamos en huelga desde el pasado 19 de Noviembre tras no encontrar respuestas ni soluciones por la Administración que nos des-gobierna y que debe mirar por nosotros. Hemos perdido calidad formativa, no nos ajustamos en la mayoría de los casos a nuestros planes formativos, realizamos una labor asistencial que no nos corresponde por nuestro estatus en el organigrama y nos han impuesto un decretado de aumento de jornada que directamente no nos dejan trabajarla y nos la descuentan del ya descontado sueldo que se ha visto mermado un 35% (siendo los especialistas de Andalucía los que hemos sufrido mayor disminución salarial de toda España). Hemos tenido que escuchar como nos llamaban niños de papá, pijos y malcriados; cómo nos recordaban lo “afortunados” que éramos por poder formarnos y cobrar por ello (obviando el detalle de que trabajamos y mucho a lo largo de los cuatro-cinco años que dura nuestra formación ha pasado por alto sin ser nombrado). Hemos tenido que leer sorprendidos escritos oficiales donde por decirlo educadamente no se decía la verdad sobre fechas, solicitud de reuniones y trámites realizados por nuestra parte. Hemos tenido que escuchar indignados como se nos intentaba encasillar con partidos políticos o sindicatos pese a que desde primera hora somos totalmente independientes y apolíticos. Hemos toreado con temple las envestidas del gigante SAS. Hemos aguantado de manera ejemplar y modélica 16 días de huelga donde nos hemos manifestado sin incidente alguno. Y finalmente aceptamos su “mano tendida para el diálogo” donde en letra pequeña y en la cláusula indicaban que tenía que hacerse con la suspensión de nuestra huelga que interrumpimos el martes pasado para empezar a hablar y negociar que es lo queremos.

Hemos contemplado incrédulos la mano de maquillaje de la propuesta final que el SAS (Servicio Andaluz de Salud) nos ha hecho en lo relacionado con el aumento de jornada pese a los 16 días de huelga que en casi todo se semeja al punto de partido. Nos han querido callar con unas propuestas formativas que pese a su buen talante en el papel no se llevarían a cabo, sería muy difícil o requerirían de personal afín a la empresa para su acometido), trazando un plan maestro para que finalmente quedemos como mercenarios. No se trata de una cuestión de dinero, ya hemos llegado a un punto de dignidad, pero no me engaño, ni se engañen ustedes, ni los de más arriba, no trabajamos por amor al arte ni pese a que la sanidad sea vocacional; trabajamos por dinero, somos profesionales y como tal queremos cobrar. Hemos sufrido el injusto e ilegal decretazo con el que se ahorrarán 7 millones de euros (el 0,09% del presupuesto del SAS) al mismo tiempo que se nos tachaba de peseteros y se nos hacía ver responsables de la crisis actual, ya que sin ese ahorro a nuestra costa no habría dinero para pagar al resto de profesionales (ya de por sí recortados en sus nóminas) al mismo tiempo y en el plazo de dos días, la Junta de Andalucía premiaba por su “buena” gestión a Canal Sur con 20 millones de euros extra que añadir a su ya millonario presupuesto anual y firmaba un acuerdo millonario con Microsoft y Oracle también de 23 millones.

Pero lo más insultante (no hace daño el que quiere sino el que puede) es que bajo el amparo democrático se salten la Constitución a su antojo. Durante esta huelga se han permitido el lujo de cambiarnos el contrato (tanto en su codificación como en su contenido) sin informarnos y sin informarnos al respecto (prometo próxima entrada desarrollando este tema que es de juzgado de guardia). Algunos (los menos) han recibido un sms al móvil donde se les notificaba del cambio, pero a otros (los más y entre los que me incluyo), nos hemos enterado al ver la nómina del mes pasado fraccionadas sin una justificación al respecto.

Pero lo último que ha ocurrido hoy, es un escrito oficial en el que entre otras cosas se nos deniegan todos los días de permiso pedidos para Navidades o las rotaciones externas que tuviéramos solicitadas y concedidas debido al marco de la huelga, pese a que esté suspendida para jugar con sus estrictas reglas. El documento no tiene desperdicio y se pueden llegar a leer cosas tan interesantes como:

 …”hemos de aplicar los procedimientos necesarios para garantizar tanto la asistencia sanitaria como el seguimiento de la huelga…”

---“mantener la suspensión de las autorizaciones de permisos, vacaciones y licencias del personal afectado (EIR)”

---“confeccionar las plantillas de cuadrantes de los EIR para todo el periodo correspondido entre el 1 de diciembre de 2012 y 31 de enero de 2013, cuidando que el periodo de festivos en el que entramos no impida el normal desarrollo de la actividad asistencial”
(tenía entendido que no éramos servicios mínimos. De hecho, para ellos, éramos meros estudiantes con dinero)

---“se revisarán los permisos de rotación externos de los programas formativos individuales no iniciados, para ver que los mismos no afectan al personal adherido a la huelga”
(si no es una amenaza, a mí me lo parece)

Coacción, corrupción, ilegalidad, robo, falsedad... Son nuestros gobernantes, los que mueven los hilos de nuestros pueblos, ciudades, comunidades, pauses, continentes y el mundo que esté en manos de personajes despiadados que como ratas saben perpetuarse en el sillón a modo de trono… Los mismos que serán los primeros en huir (también como ratas) cuando este barco se hunda.

Es la hora de despertarnos. Esto no es por dinero, es por dignidad, es por concienciación social, por justicia, por bemoles. Hay un fuego social y en vez de bomberos tenemos pirómanos gobernándonos. Es la hora de pedir responsabilidades, aún estamos a tiempo, pronto quizás ya sea tarde…


18 comentarios:

  1. Me ha encantado!! No te conozco Juan pero has plasmado todo lo que siento palabra por palabra.

    ResponderEliminar
  2. Yolanda Gonzalez Amores12 de diciembre de 2012, 22:53

    Juan, no dejes de escribir nunca...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, me temo que así será...además desde el 20 de Mayo me da que voy a tener mucho tiempo para escribir

      Eliminar
  3. Describes una situacion vivida por muchos....la tirania de esta clase politica no tiene fin, se sienten con poder y lo utilizan porque les falta la razon, las ultimas acciones reflejan que se han tirado al monte, presionan porque estan preocupados y atacan como defensa, es hora de actuar, es hora de sacrificar algo para conseguir mucho.

    ResponderEliminar
  4. Se puede decir más alto (que lo haremos), pero no más claro

    ResponderEliminar
  5. Casilda Llacer Perez12 de diciembre de 2012, 23:53

    Que grande eres Juan. Siempre con la palabra exacta, reflejando sentimientos, pensamientos, vivencias en las que nos vemos reflejado.

    ResponderEliminar
  6. Y así están las cosas para los MIR ¡VERGONZOSO!

    ResponderEliminar
  7. Simplemente genial... ¡¡bravo!!

    ResponderEliminar
  8. Como siempre, GRACIAS, Juan!

    ResponderEliminar
  9. Hace demasiados años que fui MIR. Pero tienes toda la razón. Lo que lamento, es que una generación de médicos, con ansias de superarse y ser los mejores, vaya a ser sacrificada en aras de políticos sinvergüenzas y mentirosos. En la dictadura, la primera huelga MIR en la que participe, fue mas fácil de solucionar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Plasmo esa misma impotencia en un párrafo: Pero lo más insultante (no hace daño el que quiere sino el que puede) es que bajo el amparo democrático se salten la Constitución a su antojo.

      La política debería de ser tratada como una empresa. Exigir resultados y quién no esté a la altura de la responsabilidad adquirida, "gracias y adiós"

      Eliminar
  10. Durísimo análisis! Merece lectura

    ResponderEliminar
  11. Juan, los que venimos detras volveremos a nuestros pueblos y ciudades a hacer la residencia. Los grandes y medianos centros para los que puedan pagarse 4 años mas de estancia fuera de casa. Van a crear también dos categorias de médicos condenando a la sociedad. Esto va a terminar reventando, espero que vuestra lucha tenga recompensa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu reflexión!No había caído pero es absolutamente cierto. Habrá categorías geográficas en función de criterios económicos. Hay que parar este deSAStre

      Eliminar
  12. Hola,me gustaría que explicaras un poco mejor en la próxima entrada eso del cambio de contrato sin notificación,para dar si me resulta posible algunas pinceladas de la aplicación del DERECHO del Trabajo.Entiendo que el cambio de contrato contiene condiciones peores a las estableciadas..Por si me resulta imposible entrar,me gustaría que leáis los siguientes principios:
    1.Principio de norma mínima: El principio de norma mínima significa que las normas de rango superior establecen el contenido mínimo de la norma que la sigue, estableciendo unas condiciones de trabajo inderogables en perjuicio del trabajador. Por tanto, las normas laborales de inferior rango pueden establecer mejores condiciones de trabajo que la norma de superior rango, pero nunca empeorarlas. Por ejemplo, en un convenio colectivo no se pueden marcar condiciones laborales peores que las establecidas en las leyes; los contratos de trabajo individuales tampoco pueden establecer condiciones menos favorables que los convenios
    2.Principio de norma más favorable: Cuando existan dos o más normas, cualquiera que sea su rango, aplicables a un caso concreto, se aplicará la que, apreciada en su conjunto, sea más favorable para el trabajador. La norma en cuestión se aplicará en su totalidad, es decir, no se puede tomar lo favorable de una norma y rechazar lo adverso
    3.Principio de condición más beneficiosa: Si una norma laboral establece condiciones peores que las contenidas en los contratos, prevalecerán las condiciones más beneficiosas que se fijaron anteriormente.EX:Un trabajador firmó su contrato hace tres años, se estableció en éste que la empresa le pagaría un plus de transporte. Actualmente se está negociando un nuevo convenio aplicable a su sector, y por las noticias que le han llegado a través del delegado de personal,se suprime el derecho a este plus;El trabajador continuaría percibiendo el plus de transporte.Se aplicaría el principio de condición más beneficiosa.
    4.Principio in dubio pro operario: Este principio significa que los tribunales, en caso de duda sobre la aplicación de la norma, la interpretarán de la forma que resulte más beneficiosa para el trabajador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesantísima aportación. Espero que accedas a la entrada que haga del contrato para que puedas aportar tus conocimientos. Un saludo y gracias!!!

      Eliminar
  13. anonimo,pero esas reglas del derecho laboral tb se aplican a los médicos mir? ¿?

    ResponderEliminar
  14. Enhorabuena por la entrada. Como compañero de oficio en el duro mester de la bloguería, te felicito. Por tu proyección y la lectura que pueden hacer los compis #EIR, creo mi deber añadir lo siguiente: vi el famoso vídeo de la consejera en Alcalá la Real (Jaén). La vi también en Canal Sur. Y gana, gana siempre. Tiene todas las tablas del mundo. Tiene un entrenamiento terrible, lo que no tenemos nosotros. Tenía el dato preparado: los "sueldos brutos #EIR", para soliviantar. Pero, sobre todo, un argumento infalible: que tenéis que perder "un poquito" para no despedir a nadie y para no cerrar un centro de salud. Aplauso general. Y lo hizo en Alcalá la Real, callándose mientras la resi increpaba - y no se le oía -, mientras que ella aguardó con paciencia, sin inmutarse, a que se la llevara la pasma. Y una vez sola con su audiencia, sin posible respuesta, estampó su argumento. Preparaos mejor, mucho mejor. Hablad lento. Y preparad mejores argumentos... ¿Qué recortes con lo de los EREs, que no habeis querido explicar? ¿Qué recortes con ese canal sur y agencias del flamenco adictos, que no sirven para nada? Y, como ésa, ciento. http://tontosantajusta.blogspot.com.es/2012/12/cual-es-la-autoridad-moral-de-la.html

    ResponderEliminar