Si quieres estar a la última, suscríbete

miércoles, 25 de enero de 2012

Llegó la hora: MIR ´12

Puede que esta entrada haya caído en tus manos como una patata caliente a punto de estallar. Seguramente lo que menos necesites sea leer tras estos interminables meses que este sábado llegan al punto final en los que has pasado la mayor parte de tus eternos días, de tus semanas cíclicas sin salida ni meta encerrad@ en tu habitación o en la biblioteca de turno, en ese altar improvisado en el que has convertido tu escritorio. Si efectivamente te sientes identificad@ y sabes de lo que te estoy hablando, es muy probable que este sábado busques entre tu armario alguna ropa talismán y recorras el camino al sitio donde te encerrarás frente a ese morlaco llamado MIR por el que llevas toda una vida luchando con la sensación de un funambulista que camina sobre un alambre que separa la gloria del abismo.

Este sábado es el día por el que llevas toda una vida preparándote. Cuando en preescolar aprendiste a atarte los cordones, cuando memorizabas las tablas de multiplicar, cuando hacías dictados con perfecta caligrafía, cuando ibas superando las pruebas a modo de exámenes con buena nota, cuando en ocasiones tenías que decir no cuando te hubiera gustado decir sí, cuando veías en Selectividad un fin del mundo que nunca llegó, cuando quizás descubriste que Septiembre existe en tus años de Universidad... Pequeñas e insignificantes decisiones que te han hecho estar este sábado encerrad@ en un aula que durante 5 intensas horas será el centro de tu Universo.

Seguramente mires el calendario o el reloj y tengas la sensación asfixiante de que el tiempo no avanza, que la espera no dará jamás sus frutos... Esta entrada bien pudiera ser como una benzodiacepina ansiolítica pero no encontrarás muchos mensajes en los que te deseé suerte. Lo que sí leerás es mi felicitación por el trabajo bien hecho, por estos intensos meses de estudio que quizás tan sólo tú sepas valorar como se merecen cuando el ruido de esta cascada llamada MIR se aleje de ti y puedas mirar más allá de la inmediatez del 28 de Enero. Cuando uno lo da todo, nunca se podrá reprochar nada. Aunque la masa social con una sola cabeza pero con muchas voces se limite a verte como un simple número, como una elección ya en primavera en la que decidirás tu futuro inmediato en el plazo de cuatro-cinco años tienes que tener claro que tú no eres tan sólo ese número que te ponga entre el resto de tus "oponentes"sino todo lo demás que tan poca gente podrá llegar a ver jamás.

Son las 16:00h. Nervios, tensión, responsabilidad. Ves imágenes, piensas, contestas, dudas, cambias, vuelves a contestar... Son las 21:00h... comienza tu nueva vida con la sensación agridulce que da la incertidumbre. Te abrazas con los tuyos, algún@s incluso lloraréis al ver a un ser querido que te mira con los ojos henchidos en orgullo. Planificas el mañana sin la obligación de poner el despertador... te abandonas a la fiesta nocturna o al descanso placentero del trabajo bien hecho. Piensas como invertir tu vida hasta Mayo; empiezas a pensar en destinos, en especialidades, en pros y contras...Eres libre.

Todo esto que parece tan lejano es el futuro inmediato que os está esperando. Pero hasta entonces seguir luchando por darlo todo en cada momento de vuestras vidas, luchar cada pregunta como si la vida os fuera en ello, dudar os hará grandes, superar vuestros miedos os hará crecer como personas. Dejaréis de ser estudiantes para por fin ser médicos de verdad. Tenéis la inmensa fortuna de tener cuatros años por delante de trabajo "asegurado" (esperemos que la maldita crisis no nos lleve por delante); disfrutaréis descubriendo que sabéis más de lo que creéis, que lo visto en tediosas clases magistrales tiene su práctica en el día a día. Os enamoraréis de la especialidad elegida sea o no vuestra primera opción, conoceréis a compañeros que os harán descubrir nuevas experiencias. Lloraréis de alegría y de tristeza en alguna guardia, descubriréis el éxito y también el fracaso y volveréis a ver en la meta del mañana la meta definitiva y recordaréis como una experiencia pasada los nervios que ahora sientes al leer estas líneas

Enhorabuena por adelantado, justicia...y un poco de suerte que eso nunca viene mal



"Me enseñaron a competir y mi mejor competición ha sido no hacerlo nunca"


Esta foto es del 24 de Enero del 2009. El puro de la LIBERTAD tras hacer mi examen MIR. Actualmente R3 de MFyC en Málaga. Ha llovido tanto desde entonces...

6 comentarios:

  1. Jajaajajaj que grande primo!!!!!!!

    Silvia Copado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísima mierda!!Lo celebramos un día en la Beltraneja

      Eliminar
  2. las cartas están repartidas ... ahora toca empezar a jugar__este sábado me toca a mi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que tengas buena mano de cartas y hagas de crupier!

      Eliminar
  3. Eres un máquina. Además escribes súper bien. Mi mas sincera enhorabuena por todo lo que hay en el blog.

    Fdo: Un seguidor tuyo que acaba de hacer el MIR este sábado pasado.

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes colega, tengo 53 años y espero que sigas con esa claridad, suerte.

    ResponderEliminar