Si quieres estar a la última, suscríbete

martes, 9 de agosto de 2011

Leucemia y Varicela: a propósito de un caso


Una de las muchas cosas buenas (o quizás malas) que tiene este trayecto llamado residencia, es que la gente poco a poco va confiando en tu sapiencia, en tus conocimientos; ya no eres el niño que literalmente no tiene idea de nada, el eterno estudiante; ya empiezan a ver en ti cierto criterio y eso hace que en ocasiones llegues a ser el consultor de cuestiones que pudieran llegar a sobrepasarte como fue el caso que me sucedió con esa llamada de teléfono que me alegró por la persona que me llamaba pero que me dejó en tierra de nadie ante la pregunta vertida. Pero como dirían Les Luthiers, lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe. Uno solo duda cuando sabe algo, ya que la ignorancia es la fuente suprema de la indiferencia, así que hay estaba yo, al otro lado del teléfono, intentando argumentar con la lógica ilógica de la Medicina, buscando en los libros, buceando en Internet, en artículos científicos, y tocando las teclas de una agenda de teléfono en la que buscar a la persona indicada.


¿Un paciente de mediana edad con leucemia que en su niñez ya pasó la varicela, podría en el momento actual volver a presentar la enfermedad?

Y la Inmunología empieza a azotarte con fuerza. Recuerdas anticuerpos, antígenos, inmunidad duradera, inmunidad para toda la vida. Repasas la oncología en busca de alguna explicación algo más sólida; realizar inmersión en el complejo mundo de la Hematología donde repasas leucemias y llegas a la conclusión de que la lógica no siempre lleva la razón.


En un primer momento mi idea inicial era que los anticuerpos formados al entrar en contacto en la niñez con el virus varicela-zóster daban inmunidad y cobertura para toda la vida, por lo que pese a esa enfermedad que sesga esperanzas y otea nubarrones en el horizonte el paciente no debería presentar riesgo alguno de desencadenar un nuevo brote de enfermedad. Pero hace falta entender la raíz para comprender las diferentes versiones de un problema.

La leucemia (“sangre blanca”) es un tipo de cáncer de la sangre que comienza en la médula ósea donde se forman las células sanguíneas. La leucemia conlleva un aumento incontrolable en el número de glóbulos blancos inmaduros; estas células cancerosas impiden que se produzcan glóbulos rojos, plaquetas y glóbulos blancos maduros (leucocitos) saludables y se propagan al torrente sanguíneo y al sistema linfático.

Los glóbulos blancos, implicados en la defensa del organismo, pueden ser deficientes o disfuncionales. Esto puede causar que el sistema inmune del paciente sea incapaz de luchar contra una infección simple. Debido a que la leucemia impide que el sistema inmunitario funcione con normalidad, algunos pacientes experimentan infecciones frecuentes, que van desde amígdalas infectadas, aftas bucales, diarrea, neumonía o infecciones oportunistas como pudiera ser el caso de la reinfección por varicela.


Hace falta diseccionar las dudas y los problemas para dar respuestas válidas acordes a la responsabilidad que supone el que confíen en ti.


La varicela es una enfermedad viral generalizada, benigna, que presenta un exantema característico (se caracteriza por presentar elementos en diferentes períodos de evolución; la fase maculopápulas dura pocas horas, las vesículas que al principio son limpias rápidamente se umbilican y no permanecen con líquido más de medio a un día para pasar a ser costras) y es altamente contagiosa. El virus causante de esta patología (virus varicela-zóster) se trasmite por la vía aérea, por medio de las gotas de Flügge (pequeñas gotitas que expelen los pacientes al respirar), pero sin descartar las manos de los contactos o las vestimentas.

El periodo de incubación varia de 13 a 17 días. Y el periodo de contagiosidad de la varicela va de 4 días previos a la aparición del exantema hasta 5 días después de la primera lesión cutánea (la fase costrosa no es infectante)

Por lo tanto, tras estudiar leucemia y varicela y realizar un cruce de hallazgos:


- - ¿Es posible la reinfección en pacientes con leucemia?: SÍ ya que tanto la inmunidad humoral como la celular se ven alteradas en estos pacientes, dejándolos de nuevo expuestos a los caprichos de la naturaleza

- - ¿Puede estar en contacto el paciente con un familiar que está con varicela?: Durante los primeros cinco días de las lesiones dérmicas típicas de la varicela, la enfermedad es contagiosa, así que si ha estado en contacto es probable que tras 13-17 días pudiera presentar de nuevo la enfermedad una vez que el periodo de incubación del virus se hubiera completado

- - ¿Cambia el pronóstico en estos pacientes?: Una infección en un paciente inmunodeprimido como sería el caso de la leucemia, podría traer consigo una serie de complicaciones que pudieran llegar incluso a ser mortales tales como neumonía, bronconeumonía, encefalitis, crisis convulsivas, coma, infecciones piógenas de la piel o varicela hemorrágica


Esta entrada es a modo de agradecimiento para la persona que me hizo esa llamada que me hubiera gustado no recibir, para las que ven en mí a algo más que a un bufón con bata, pero sobre todo para el triste “protagonista” de esta entrada. Descanse en paz

5 comentarios:

  1. Buenos días,

    Desde Infosalud nos gustaría ponernos en contacto con ustedes a través de correo electrónico para así poder hacerles llegar una propuesta de colaboración.

    Esperamos su respuesta

    Un saludo

    Laura Fernández

    ResponderEliminar
  2. Buenas.Por mi ningun problema,dejo mi email por si en algun momento desean establecer contacto
    juatorsan@hotmail.com
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. mi niño tiene 4 años tiene leucemia limfoblastica aguda y se contagio de varicela tengo muchas dudas que medidas devo tener mi correo es mariopa@live.com.mx

    ResponderEliminar