Si quieres estar a la última, suscríbete

jueves, 15 de octubre de 2009

Polémicas novatadas: San Lucas, patrón de Medicina

(13 Octubre de 2009)
Visión de los medios de comunicación: España Directo del año pasado




Un día agotador en la Unidad Docente tras estar toda la mañana de cursillo se merecía una mejor sobremesa. Casualidades de la vida, la hora de llegada ayer del curso, a las 15:30h cambió mis hábitos televisivos ya que dejé por momentos aparcado SLQH para poner las Noticias de Antena3. No me había sentado a comer cuando me indigestaba con la nociva prensa de turno, y la noticia de por desgracia todos los años: las novatadas a los nuevos alumnos de Medicina de Granada, una fiesta tercermundista y de jóvenes alcohólicos que beben hasta perder el control.

Como espectador, y sin conocer el entramado de la noticia, puedo entender la visión alarmante que el televidente puede recibir. Jóvenes en la flor de su vida, que según lo que dan los medios, beben y beben como cita el villancico hasta perder el control, en un día de desmadre, de juergas, en una jornada sin límites en la que no existen ni reglas ni leyes, en unas novatadas que rondan el vandalismo y que son la lacra de una juventud ya de por sí podrida


Estoy harto de ver esta noticia cada año que San Lucas, el patrón de Medicina, está próximo a su fecha (18 Octubre). El año pasado ya merendamos con un reportaje estelar en España Directo, donde se daba una visión nacional a una fiesta, a una tradición, que para el que la ha vivido desde dentro durante 7 años puede decir que su fama es injusta y poco veraz. Este año, las cadenas nacionales, radios, televisión, periódicos y cualquier otro medio comunicativo imaginable, dejaron a un lado la crisis, los graves problemas por los que atraviesa nuestra sociedad, para dar minutos de gloria tanto en las Noticias de Antena3, de nuevo en España Directo, en un ejercicio al menos dudoso de rigor periodístico.



Cierto es que más de uno, de dos, e incluso de tres pierden los papeles en este día tan señalado para el nuevo alumno de Medicina en Granada, cierto es que la imagen de jóvenes enharinados, embadurnados en vinagre, vino y cerveza no es una imagen correcta, pero el Lucas, nuestro Lucas, no es esto, bueno quizás sí, pero es mucho más. Y es que sólo los que vivimos la Fiesta desde dentro podemos saber lo que se siente con dicha novatada. Yo hablo en primera persona; mi primer Lucas fue inolvidable; lejos de lo que pueda parecer, es el bautizo universitario, donde el resto de hermanos que integran la Facultad te dan la bienvenida, sin ningún ápice de maldad, una mañana que se dilata durante la tarde que según entendemos, es una fiesta, la recompensa a todos los esfuerzos hechos y por hacer en ese duro camino que es la Medicina. Porque no debemos olvidar, que los borregos atados a una cuerda y envueltos en harina, son los más brillantes alumnos de Bachillerato, esos que a buen seguro han dejado de salir muchos fines de semana, que se han perdido muchas fiestas, que han sacrificado horas de su vida para obtener una nota que les diera la posibilidad de entrar en la carrera deseada. Unos mismos jóvenes, que a buen seguro, mientras que el resto, o muchos de los universitarios apuran hasta febrero para empezar a estudiar, se encerraran desde primera hora de este cuatrimestre, jóvenes que se harán adictos al café, que frecuentarán más bibliotecas que discotecas… esos jóvenes a los que se intentan crucificar por sus conductas “suicidas”, son los mismos que dentro de siete años estarán en las Urgencias del país, salvando la salud, y en algún caso la vida de unos pacientes, que tras sus televisores los lapidan y los ponen en duda.

Lejos de la imagen dada, yo me quedo con el alumno que representa al Lucas, el compañerismo que los compañeros de Cuarto curso muestran para preparar la ocasión, la ilusión con la que los de primer año las reciben, los gritos y cánticos vertidos (que tiemble Derecho, que llega Medicina; Milagro, milagro; útero, vagina, Medicina,…), sentimientos, muchos y muy buenos que no salen ni se intuyen en la imagen que da una prensa sensacionalista, que tapa problemas sociales, crisis y paro con la imagen de unos jóvenes que disfrutan de un día ÚNICO en sus vidas, y que cometen el único pecado de seguir con una tradición que a buen seguro los padres de alguno de los nuevos alumnos vivieron en sus propias carnes, cuando lo malo no era tan bueno y lo bueno no era tan malo

Aunque lo intenten no lo conseguirán, no podrán con nosotros. Viva el Lucas, y que vuele surcando el cielo granaíno. Milagrooo, Milagrooo


Esta es mi visión y a buen seguro que la del resto de compañeros:



5 comentarios:

  1. Joer de verdad, lo de ayer en las noticias era de juzgado de guardia.

    Eso sí, nunca se van a una facultad de periodismo o de magisterio a grabar a sus "estudiantes" (por llamarlos de alguna forma), que esos sí que salen varios días a la semana y acaban llegando de cualquier forma.

    Para una vez que se sale de fiesta, y más siendo tradición, a dar caña a los de medicina a llamarlos borrachos y todo eso, además, tendrán que aprovechar ese día, porque el resto estamos en la biblioteca.

    Vergüenza les debería de dar a los periodistas, viendo la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio.

    Muy buen post Juan.

    ResponderEliminar
  2. Chapó, Juan.
    Yo he sido miembro de la Junta de Facultad de Medicina de Murcia, y sigo siéndolo de forma indirecta ya como licenciado (soy el único ex-alumno en la Comisión de Calidad) y, pese a todo este "oficialismo", soy un defensor acérrimo de las novatadas.

    Su función es socializadora, digan lo que digan desde fuera, siempre y cuando se respeten ciertos límites (como no llegar al sadismo ni inflingir daños físicos/emocionales).

    El que no ha pasado por unas novatadas y luego ha organizado las de sus pollos, no tiene ni idea de lo que supone esta tradición. Y, desde luego, no tiene derecho alguno a criticarla. En pocas oacasiones, aparte de las novatadas y la graduación, he visto yo a 120 compañeros trabajando codo con codo para organizar las mejores novatadas de las historia de la Facultad (en Murcia). Tanto es así que cada año se superan... aunque siempre quedarán las mías (las que organizó mi promoción) en el recuerdo como las novatadas más multitudinarias (vinieron personas de todas las titulaciones del Campus) y erótico-festivas (hasta la Policía Nacional se partía de risa) XD

    Un saludo, Doc.

    ResponderEliminar
  3. Me parece mal las críticas hacia los estudiantes de medicina en este día,sobretodo por los distintos motivos de queja: vandalismo, alcoholismo...ya soy resi y en todos estos años no he visto ni una pelea, ni un mal rollo, simplemente una forma diferente de pasarlo bien un día al año!
    Como estudiante que he sido, también he salido y he de decir que tampoco ha sido una esclavitud la carrera, simplemente aprendes a repartir el tiempo y saber priorizar; no por ello menosprecio otras carreras ni critico lo que esos estudiantes tengan q estudiar o privarse ya que es una elección personal la de la carrera profesional y estoy segura que si hay que beber bebemos igual, ya estudies medicina,derecho o políticas!
    Centrandome en el tema que remueve mi querido Juanito, es una pena que se nos vea como maleantes cuando el único "mal" que se hace puede ser el de la cantidad de suciedad que queda como rastro de los borregos. Me relajo ya...

    ResponderEliminar
  4. Estudiante de Medicina21 de mayo de 2010, 15:22

    Si esa es la visión del médico que queréis dar, adelante...
    Para mí un médico es una persona inteligente y sacrificada, pero con el tema de las novatadas la inteligencia de estos estudiantes, y de los futuros médicos internos residentes, donde también les espera su bienvenida, se ve tristemente nublada...
    Es una tradición, sí, pero no por ser tradición tiene que ser eterna.
    Las novatadas son "pruebas" que en MUCHAS ocasiones humillan al que las realiza. Claro que ríen,... por no llorar...
    Por lo que he visto yo el único que ríe con ganas es ese veterano, personaje asentado con aires de superioridad, intenta ridiculizar a la persona que acaba de llegar... ¿es esa la mejor manera de dar la bienvenida a personas que están más perdidas que Wally? ¿no sería mejor organizar una cena donde todos rían en igualdad de condiciones?
    Reírse CON alguien está bien; reírse De alguien NO.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. las novatadas de medicina en Granada son voluntarias, son avisadas de antemano y nadie va obligado

      Eliminar