Si quieres estar a la última, suscríbete

sábado, 14 de mayo de 2011

La hora de la bienvenida

(13 Mayo ´11)

Un año más de vivencias, un año menos por delante


Bienvenid@s tod@s! Hoy ha sido el día marcado en rojo para todos los nuevos residentes, médic@s de novo, que comienzan su andadura este viernes 13. Esta mañana los servicios se han llenado de sangre fresca trémula: con sus nervios primerizos, con sus inseguridades, sus miedos, sus ilusiones, sus anhelos, sus proyecciones… Hoy era el turno de llegar, elegir, presentarse… el turno en el que los estudiantes por fin abandonaban ese status y rubricaban con su firma su condición de Médicos Internos Residentes.


Parece que es estático, pero el tiempo pasa a una velocidad que da vértigo. Hace dos años yo estaba al otro lado de las tablas, escuchando como me presentaban los diferentes centros de salud, nervioso, haciendo mis cálculos hasta finalmente alzar la voz y elegir Palma Palmilla y a Isabel Corona como tutora. Pero al igual que el año pasado, esta vez me tocaba a mí presentar a mi Centro de Salud, defenderlo del mito que le rodea, de los complejos que la gente ven en la barriada deprimida de la Palmilla. Hace dos años reo; hoy juez y parte.


Dario, Marian y Chao ya se han hecho viejos. Han perdido la inocencia virginal a lo largo de este año. Justo dentro de una semana pasarán a ser R2, pero hoy, a las 14:30h el Centro de Salud ha conocido a las nuevas integrantes de esa gran familia de personalidades heterogéneas: Teresa, Luzma y Rocío ya son made in Palmilla y aprovecho esta entrada para felicitarlas y darles la enhorabuena en primera persona del singular. El camino parece largo, amplio, sin final… pero al recorrerlo es tan corto... Cuando Mayo marque el día 20, llevaré recorrido justo la mitad de este sendero llamado residente, no seré joven ni viejo, primerizo ni experto… No recordaré el principio ni alcanzaré aún a vislumbrar el final, pero lo único cierto es que ya han pasado dos años de vivencias, de experiencias, de buenos y malos ratos, de alegrías mayores y tristezas (alegrías menores).


Aprovecho esta entrada para extender mi felicitación a todos los residentes que en la jornada de hoy han elegido en toda España. Sea cual sea la especialidad, la ciudad, el número, el puesto, la etiqueta… Adiós complejos, bienvenida responsabilidad. Llegó la hora tanto tiempo esperada, la de la bata y el fonendo, la de los pacientes sin nombre que se harán tuyos. Atrás quedaron los pocos satisfactorios libros, los exámenes tipo test, los pacientes virtuales. Llegó la hora de la verdad, la de los toreros, por la que tanto tiempo lleváis preparándoos. Hoy no os creéis capaces, pero mañana llegará, y con él vuestras primeras inseguridades, vuestras primeras altas, vuestra primera nómina y aquello que no está pagado, la satisfacción de saber que estáis en el lugar en el que siempre habéis querido estar.

A todos los que hoy habéis iniciado este camino llamado Residencia, mi más sincera enhorabuena! Comienza la aventura




4 comentarios:

  1. eres un máquina! espero poder seguir tus consejos y llevarlos tan bien como nos lo planteas pequeño escritor! un abrazo de tu compi de cámara :P

    ResponderEliminar
  2. Mi compi de cámara??Suena bien, pero yo no recordar

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la enhorabuena! La cosa va tomando forma... Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar