Si quieres estar a la última, suscríbete

viernes, 11 de junio de 2010

Arranca el Mundial, ¡PODEMOS!




Las selecciones ya atisban el túnel de vestuarios; todo un pueblo africano toca al unísono la vuvuzela ; la afición se tiñe la cara con los colores patrios, con un único fin, ver a su selección en lo más alto del panorama futbolístico. Todos los ojos localizan en el mapamundi a Sudáfrica, han pasado cuatro años, pero ya está aquí otra cita con la historia y la gloria futbolística, el campeonato donde los más grandes se hacen eternos y un séquito de sueños se hace añicos.
Siempre es lo mismo, pero esta vez es tan diferente… ya no luchamos contra molinos de viento, hace dos años en las gélidas tierras del Prater rompimos un complejo que nos asfixiaba en el momento del cara o cruz, del todo o la nada, del éxito o el fracaso


Valga desde aquí mis mejores deseos para un grupo de jugadores, que pase lo que pase se merecen que todo un país esté orgulloso.

Pero para que todo en la vida sea perfecto, hace falta un conductor, un director que dirija las partituras más rítmicas y haga sonar a los instrumentos mejor afinados. Ese hombre, en nuestro caso, es Vicente del Bosque, que se merece honores de Don. Un hombre humilde pese a todos sus éxitos, campechano pese a su cargo… una persona que imparte sabiduría y buenos consejos cada vez que abre la boca. El pasado 12 de Marzo, Del Bosque acudió al Colegio de Médicos (bien vale una cerveza) a impartir junto a Fernando Sanz entre otros una mesa redonda de Deporte y Medicina, y el sabio salmantino demostró que está preparado para el reto más grande de su vida, llevar a España a la cima del mundo futbolística, a la élite de los elegidos


Como dicen en la tele, ¡PODEMOS!




3 comentarios:

  1. mis amigas dicen que lo ven muy dificil y no tienen muchos animos, pero yo soy de las optimistas!!!
    Ojala ganemos el mundial! :)

    ResponderEliminar
  2. Dile a tus amigas que vayan a una óptica
    Podemos!!!

    ResponderEliminar
  3. lo prometido es deuda, ya zanjada no?
    pero una no quita otra/s...

    ResponderEliminar