Si quieres estar a la última, suscríbete

sábado, 8 de agosto de 2009

La Noche de Amaral

(escrito el 25 de Julio 2009)

A las 22:45h, el telón rojo que separaba al grupo Amaral de un auditorio totalmente abarrotado plegaba cayendo a los pies de un público entregado que se deshacía en palmas ante la máscara que escondía a Eva, el alma máter de un grupo que ha ido escalando paso a paso una cima inesperada cuando comenzaron su andadura.



Dos meses han sido suficientes para cambiar el concepto de una ciudad costera, Málaga, famosa por su turismo, su folclore y un boom inmobiliario llamado turismo que se desangra en tiempos de crisis. Una ciudad variopinta donde todos los estilos se aúnan para ser un gran destino: deporte de primer nivel (Málaga CF, Unicaja), espectáculos musicales todas las semanas, cultura, y una amplia variedad de ocio enmarcada en ese coloso hospitalario llamado Carlos Haya, que queda bañado por unas playas decentes pero numerosas, hacen de Málaga una ciudad de primer nivel, una experiencia digna de ser vivida.

Marta, Sebas, Guille y los demás no estuvieron solos. Juan Aguirre a la guitarra, con su gorra calada y esa eterna y dulce mirada puesta en una Eva, que con su voz y su entrega, fueron capaces de armar un espectáculo de dos horas de duración en el que hubo cabida para los grandes temas de un grupo añejo del panorama nacional, que encandiló a un auditorio repleto entre los que los cuatro nuevos fantásticos (llámense Santi, Agustín, Ricardo y servidor) se encontraban, fueron el preludio perfecto para emprender una nueva noche de conquista malagueña.




Siempre con la mirada puesta en el concierto de los conciertos, en ese Raphael omnipotente que cerrará el verano en la Costa del Sol, los caminantes hacen camino al andar. ¡Escándalooooooooooooo!... y es que como dice el niño de Linares, Vive la Vida!!



“El éxito consiste en alcanzar lo que se desea, la felicidad en desear lo que se alcanza”

No hay comentarios:

Publicar un comentario